domingo, 13 de marzo de 2011

Roma, La Ciudad Eterna

Fontana di Trevi

Roma, este iba a ser el destino de nuestro primer viaje juntos al extranjero. Lena había ido a Francia, Bélgica e Italia. Y yo ... bueno, técnicamente ya había estado tiempo atrás en algún pueblo de la frontera con Portugal. Pero realmente pasar un puente, siendo un niño, y que tus padres te digan que estás en Portugal no te lo terminas de creer del todo; por mucho que el puente se llame Puente Internacional.

Cuestiones fronterizas aparte, la verdad es que ya iba siendo hora de empezar a conocer mundo. No tenía escusa, los vuelos por Europa eran realmente baratos y ya era hora de probar. Aún no había encontrado el momento de emigrar; por pocos días, claro. Pero quizás lo que no había encontrado era a alguien que me diese ese último empujón. Fue en el primer aniversario con mi novia Lena, cuando decimos hacer una escapa a la Ciudad Eterna. Una ciudad con más historia e historias de las que cualquiera puede abarcar, llena de monumentos que parece que has visitado sin estar allí nunca, de gastronomía que te gusta desde que eres un mocoso… en conclusión, que existían muchos alicientes para visitarla. Ya estaba decidido, nos iríamos a Roma.

Guía de Roma

Coincidencias de la vida, vi anunciada una promoción de un periódico que iba a lanzar una colección semanal de guías Lonely Planet, y para la primera entrega iban a dar de manera gratuita la guía de Roma. Así que ese 25 de septiembre del 2005 fui al quiosco y compré dos periódicos, con sus guías claro, una para mi y otra para Lena. Al periódico no le hice mucho caso la verdad, solo me importaba tener la guía. Tenía las ganas y el material para preparar el viaje, con eso y algunas visitas a foros y blogs tendría toda la información que necesitaba.

Era mi primer viaje al extranjero, era el viaje de nuestro primer aniversario y quería prepararlo para que todo saliese a pedir de boca. Los nervios estaban a flor de piel, un cosquilleo creciente en el estómago me indicaba que se acercaba la fecha que llevaba un tiempo esperando. Ella visitaría la ciudad por segunda vez, para mí sería la primera, pero si de algo estaba seguro, era de que para ambos sería una experiencia que guardaríamos siempre con nosotros; nuestro primer viaje al extranjero.

Índice:

Preparativos e información útil
Diario del viaje

No hay comentarios:

Publicar un comentario