viernes, 26 de septiembre de 2014

Opinión de Blanc Guest House

En el último viaje que he hecho (Sur de Francia) pasé los dos últimos días en una ciudad que me encanta, Barcelona. Es la tercera vez que la visito y creo que nunca me cansaré de pasear por sus calles. Supongo que a los que somos de tierra de secano nos atrae especialmente toda ciudad con mar, pero ésta tiene algo especial para mí.

Durante los días que estuve allí tuve la suerte de alojarme en un hostel especialmente bueno y a un precio adecuado, sobre todo teniendo en cuenta las tarifas que suele haber en la ciudad condal.

El hostal Blanc Guest House está situado en la calle Tuset, 27; entre la Diagonal y la Travessera de Gràcia. Es una buena zona, tranquila y con la parada de metro de diagonal cerca. Si eres de los que les gusta andar como a mí, puedes bajar por el Paseo de Gràcia disfrutando de la arquitectura de la calle (Casa Batlló, La Pedrera...) hasta llegar a la Plaça Catalunya y allí adentrarte en las callejuelas del Gótico.

La habitación

Si algo destaca al entrar en el hostal es su limpieza y la sensación de calidez que transmite. Por supuesto, cuando entras en tu habitación ese sentimiento no cambia. Una decoración en tonos pastel, hogareña y provenzal te transmite ese sensación de relajación que sientes cuando llegas tu casa. Al fin y al cabo, es lo que creo que pretenden, hacerte sentir como en casa cuando llegues después de un largo día pateando la ciudad. Me resulto curioso que viniendo de un viaje en el que había visitado parte del sur de Francia (la Provenza francesa), la decoración de las habitaciones y de todo el hostal estuviese inspirada en ese estilo provenzal. Menuda coincidencia.

Como viajaba solo me alojé en una habitación individual. Ésta cuenta con una cama amplia (1.35) y muy cómoda en la que su cabecero hace las veces de mesita de noche. También dispone de una pequeña mesa, un televisor, un armario y caja fuerte. Además de la calefacción y del aire acondicionado hay un ventilador de techo que siempre da un toque especial a la sala.

Tanto en la habitación, como en todo el alojamiento, dispones de una muy buena conexión wifi que además es gratuita.

El baño

En mi caso, me alojé en una habitación con baño incluido; también existe la opción (más barata) de baño compartido.

El baño es nuevo, como todo el hostal, con una decoración minimalista en grises que resulta muy agradable. Por supuesto, al igual que el resto de la habitación, todo estaba más limpio que la patena.

Era un baño completo con ducha. En ésta había un par de dispensadores de gel y champú. Además te dan un lote de amenities que siempre vienen bien, sobre todo si te has olvidado algo en casa. También dispones de un secador de pelo, que no es algo que suela ofrecer un hostal y que mucha gente agradece.

El personal

Otro punto más a favor es su personal, muy amable, educado y servicial. Siempre están dispuestos a ayudarte con cualquier duda de transporte, entradas y demás.

Gracias a Vueling tuve "la suerte" de llegar a Barcelona con 3 horas de retraso y eso supuso llegar al hostal a las tres y media de la noche. En muchos hostels el check-in no se habilita a estas horas pero en este caso estuvieron esperándome estoicamente hasta que llegué.

El desayuno

El desayuno buffet está incluido en el precio del alojamiento para todos los huéspedes. Es un desayuno variado y bastante completo. Mucho mejor que el que había tenido días antes en los hoteles franceses; y esos no lo incluían de manera gratuita.

El desayuno cuenta con jamón york, queso, zumo, yogures, varios tipos de fruta, cereales, nutella, mermeladas, mantequilla, pan de leche, pan de molde y, dependiendo del día, muffins de chocolate, bizcocho, tartaletas de crema... Además tienen una máquina de café en la que te puedes servir un café, chocolate o infusión cuando quieras a lo largo del día.

Otro punto bueno es la terraza, donde puedes disfrutar del desayuno tranquilamente o si es por la tarde tomarte un café, una copa, leer algo... Es una zona tranquila y muy agradable.

Conclusión

Lo recomendaría sin dudarlo. Ha sido un alojamiento que me ha gustado mucho. Cerca de una parada de metro, en una zona tranquila, limpio, acogedor, nuevo, con buen desayuno...

Lo bueno: la limpieza, la calidez del establecimiento, la relación calidad / precio, el personal, el desayuno.

Lo malo: el único punto negativo es que si haces el check-in tarde, más allá de las 22:00, tienes que pagar un suplemento de 20 €.

Datos prácticos

Nombre: Blanc Guest House.

Dirección: Tuset, 27, 08006 Barcelona.

Precio: aproximadamente 59 € habitación individual con baño privado y 46 € habitación individual con baño compartido (los precios pueden variar dependiendo de la época del año, de las condiciones de reserva y de las ofertas).

Wifi: Sí, gratuito.

Desayuno: Sí, tipo buffet.

Servicios: desayuno tipo buffet incluido, aire acondicionado y calefacción, wifi gratuito, ordenador en la sala común, plancha, caja de seguridad en las habitaciones, venta de tickets y entradas, traslado al aeropuerto, alquiler de coche.

Reservas: se pueden realizar por teléfono al (+34)93 676 18 56, a través de su web o desde ciertos portales de reserva conocidos como booking.

No hay comentarios:

Publicar un comentario