sábado, 31 de enero de 2015

Qué regalar por San Valentín a un enamorado... de los viajes

Se va acercando el día de los enamorados y las parejas se empiezan a poner nerviosas. Hay que ir pensando en un buen regalo y cada vez quedan menos días. Frases como "¿y qué narices le regalo este año?", "Espero no volver a equivocarme con el regalo" y "Bueno, este año seguro que no me equivoco con su nombre" ;) retumban en la cabeza de muchos y muchas. No penséis que en este blog vais a encontrar la solución perfecta a todas estas cuestiones, pero sí unas ideas si a vuestra pareja lo que realmente le enamoran son los viajes.

Este año San Valentín (el 14 de febrero para los más despistados) cae en sábado, lo que lo convierte en la excusa perfecta para hacer una escapada de fin de semana. ¿Qué opciones hay? Pues todas las que quieras y más, aunque todo dependerá del presupuesto que tengas. Aquí van algunas ideas.

Un fin de semana en París

Un clasicazo, todo un icono, la ciudad del amor. Un fin de semana aquí puede ser uno de los regalos más memorables que puedas hacer a tu pareja.

Las posibilidades que ofrece esta ciudad son inmensas. Se puede dar un paseo por el barrio bohemio de Montmartre, para luego ver atardecer desde las escaleras de la Basílica del Sagrado Corazón (Sacré Coeur) y terminar disfrutando de una crêpe por el barrio Latino. También se puede subir a la torre Eiffel para conseguir unas vistas únicas de la ciudad y después, al bajar, subir a uno de los batobus que navegan por el Sena y hacer un crucero. Y como estos, una infinidad de planes románticos

Pero no solo se pueden hacer cosas que tengan que ver con el día de los enamorados. París tiene mucho que ver y hacer y sino echad un ojo al viaje que hicimos hace unos años.

Un fin de semana en Roma

Otra de las ciudades con más encanto de Europa es Roma. Un viaje a la capital italiana es, sin duda alguna, otro gran plan para celebrar San Valentín. Al igual que París, Roma te ofrece una infinidad de posibilidades. Puedes pasear por el centro y admirar los vestigios de una de las civilizaciones más poderosas de todos los tiempos, recorriendo el foro romano, el Coliseo, el Panteón... También puedes dar un paseo por los tranquilos jardines de Villa Borghese para terminar bajando unas de las escaleras más famosas del mundo, la escalinata de la Piazza di Spagna. O incluso puedes visitar un país dentro de una ciudad, la Ciudad del Vaticano, visitar sus enormes museos y admirar el templo más importante de la cristiandad, San Pedro. Y así, un sin fin de planes. Si queréis más ideas sobre qué hacer en Roma, echad un vistazo a nuestro relato del viaje a Roma.

Por supuesto, si vas a Roma tienes que disfrutar de su gastronomía. Por la noche, la zona del Trastevere es uno de los lugares más animados con un montón de tratorias donde disfrutar del buen hacer italiano. Otra zona, menos conocida pero con restaurantes a buen precio y de comida típica romana (no solo italiana), es el barrio de San Lorenzo. Por supuesto, da igual cuando vayas a Roma, siempre será un buen momento para tomarte un gelato.

Una escapada por España

Si no queréis iros al extranjero y preferís hacer una escapada por España o preferís más el campo a las grandes ciudades tenéis montones de posibilidades. España es un país con una gran diversidad de paisajes y de oferta turística rural. Por poner un ejemplo, una de nuestras escapadas del año pasado fue por la Rioja y Navarra. Tierra de grandes vinos, altas montañas, bosques frondosos y llena de lugares por descubrir.

Por esta zona puedes visitar pequeñas bodegas de negocios familiares o bodegas de fama internacional como las del Marqués de Riscal. También puedes disfrutar de sus fortalezas medievales, como la de Olite, pueblos de montaña tan bonitos como Ochagavía o hacer rutas de senderismo en un entorno privilegiado como son los Pirineos.

Unos días en la nieve

Si lo que os gusta es el deporte, en estos meses hay un deporte estrella, el esquí. Una escapada a la nieve puede ser un verdadero planazo, diversión y adrenalina por el día y relax por la noche.

Uno de los lugares más populares entre los españoles para practicar tanto esquí como snow es Andorra. Buenas pistas y calidad de nieve hacen de los Pirineos andorranos una apuesta segura. Una de las estaciones más conocidas es la de Vallnord. La estación cuenta con una buena oferta hotelera, a lo que sumando su cercanía a la capital, Andorra la Vella, hace que se disponga de una gran oferta de ocio y compras para cuando se termine la jornada de esquí.

4 comentarios:

  1. Muy buenas recomendaciones :D Por falta de tiempo y dinero me quedaría con la última o la penúltima. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Hay un montón de planazos, lo importante es tener algo de tiempo y muchas ganas

      Eliminar
  2. La verdad esque esta super bien explicado
    El viaje le tengo claro: el primero
    Pero no tengo claro con CUAL DE TODOS me iria jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si no tienes claro con quién, haz un viaje con cada uno ;)

      Eliminar