domingo, 13 de diciembre de 2015

Auberge Café du Sud, la experiencia de dormir en el desierto de Marruecos

Cuando uno piensa en el desierto le viene a la mente un paisaje de arena infinito, caravanas de camellos recorriendo las crestas de las dunas, campamentos nómadas asentados en medio de la nada... Pues imágenes de película como éstas podemos vivirlas en primera persona, y ése era uno de nuestros objetivos cuando viajamos a Marruecos hace un par de semanas. Queríamos sentir la calma y el silencio del desierto, dormir en un campamento nómada, ver amanecer desde lo alto de una duna...

Tras numerosas búsquedas y guiándonos por las buenas críticas que leímos, nos decantamos por el Auberge Café du Sud y desde ya os decimos que fue todo un acierto. Con ellos tienes la opción de estar en un hotel ubicado al inicio de las dunas o dormir en un campamento en medio del desierto. Nosotros no teníamos ninguna duda, queríamos dormir dentro de una jaima en medio del desierto. Nuestra reserva era para el campamento estándar, la opción más barata de las dos que ofrecen. Sin embargo, al llegar nos comentaron que nos llevarían, sin cargo alguno, al campamento de lujo. Menudo detallazo por parte de la gerencia del alojamiento. Si no hay disponibilidad para las fechas que queréis, también podéis echar un vistazo esta opción que es 5 € mas barata.

Entorno

El desierto del Sahara está presente en Marruecos en dos zonas, Erg Chebbi y Erg Chigaga (un erg no es ni más ni menos que la zona arenosa de un desierto). En nuestro caso nos decantamos por ir a Erg Chebbi, por estar dentro de la ruta que queríamos y por ser más accesible que Erg Chigaga.

Camellos en Erg Chebbi (Sahara de Marruecos)

Erg Chebbi está ubicado en el sudeste de Marruecos, a pocos kilómetros de la localidad de Merzouga. Si vais con coche de alquiler como hicimos nosotros es bastante sencillo llegar hasta el Auberge Café du Sud. Debéis ir por la carretera N13 en dirección a Rissani-Merzouga y, pasados 22,5 km después de Rissani, os encontraréis una señal en el lado izquierdo en el que os indica el desvío hasta el hotel. Desde allí tendréis que conducir por una pista de tierra durante unos 8 kilómetros. No os preocupéis por ir con un coche pequeño, no tendréis ningún problema. En ese tramo iréis viendo algún que otro cartel de Auberge Café du Sud, seguidlos y no tendréis problemas en llegar al hotel. De todas formas, si vais con GPS las coordenadas son N 31º12,63, W 004º01,45. Para más información de la localización del hotel visitad su página web.

Paseo en camello

Al llegar al hotel aparcamos nuestro coche y dejamos nuestras maletas en una habitación a la que volveríamos al día siguiente. Cogimos en una mochila lo que necesitábamos para esa noche y nos montamos en un 4x4 que nos llevó hasta donde tenían los camellos. El Sol empezaba a caer así que hicimos una parada para ver el espectáculo de ver atardecer desde lo alto de una duna en el desierto. Fue precioso, algo que tienes que ver al menos una vez en la vida. Aunque fue una lástima que no llegásemos algo antes y poder así verlo montados en los camellos.

En la caravana de vuelta al hotel

De camino al campamento se hizo de noche, pero no era ningún problema, ese día había luna llena. Brillaba tan fuerte que iluminaba todo el desierto, incluso veíamos nuestras propias sombras en las laderas de las dunas. Además, había un silencio absoluto que solo se interrumpía por las pisadas de los camellos. Fue sin duda una experiencia única. Finalmente, y tras una travesía de una hora, llegamos a nuestro campamento de lujo con una sonrisa de oreja a oreja.

Sombras de una caravana de camellos en el desierto Caravana en Erg Chebbi (Sahara de Marruecos)

A la mañana siguiente desharíamos el camino para volver al hotel bajo los primeros rayos de sol de la mañana. Hay que tener en cuenta que tanto la travesía de ida como la de vuelta están incluidas en el precio del alojamiento sin pasas la noche en uno de los dos campamentos.

Campamento de lujo

El campamento está a los pies de "La Gran duna", o lo que es lo mismo, la duna más alta de todo el erg según nos dijeron. Pero pese al gran tamaño de la duna, quizás lo que más sorprende es ver cierta vegetación en el campamento. ¡Incluso hay árboles! Por lo que hablamos con ellos es porque debajo del campamento, a poca profundidad, hay agua.

Vista general del campamento de lujo del Auberge Café du Sud

El campamento está divido en varias zonas como la gran jaima donde se cena y desayuna, las jaimas donde duermen los huéspedes y la zona de la fogata.

Las jaimas

Cama de matrimonia de la jaima de lujo

Asombro. Esa es la cara que se te queda cuando corres la lona para entrar a la jaima en la que vas a dormir esa noche y enciendes la luz. Porque sí, tienes luz en tu habitación en medio del desierto. Una estancia decorada con telas rojas, verdes y doradas te transportan a un escenario de película en el que tú eres el protagonista. En la parte central está la cama de matrimonio con dos mesitas de mimbre. En una de las esquinas hay una pequeña sala de estar compuesta por una mesa y dos sofás del mismo material. Teniendo en cuenta que estamos en el desierto, con eso sería más que suficiente, pero no, aún hay más.

Vista general de la jaima de lujo

En el lado opuesto a la cama tienes un lavabo con espejo. Sí, en tu habitación del desierto abres el grifo y sale agua. Pero no solo eso, sino que también tienes agua caliente. Y ya para rematar, a ambos lados del lavabo tienes dos pequeñas estancias, una con ducha y otra con un retrete. Nos pareció increíble estar en el desierto y contar con todos esos lujos: electricidad, baño completo, agua caliente...

Baño de la jaima de lujo Ducha de la jaima de lujo

En las fechas en las que fuimos ya hacía frío por la noche en el desierto, pero en la cama estuvimos bien calentitos. Teníamos 7 mantas, así que dormimos tan a gusto.

Cena y desayuno

Jaime dónde se realizan las comidas

En el precio también incluyen la cena y el desayuno, por lo que no te tienes que preocupar por llevar nada. Pero además de esto, a nuestra llegada al campamento, como muestra de la gran hospitalidad bereber, nos ofrecieron un té, frutos secos y dulces marroquíes perfectos para entrar en calor.

Té de bienvenida

La cena que nos sirvieron constaba de una sopa caliente como entrante, una ensalada marroquí, arroz con pollo, un tajine de pollo y otro de ternera, y de postre fruta variada. Una cantidad de comida increíble capaz de saciar el apetito de cualquiera.

Entrante de la cena Ensalada marroquí
Arroz con pollo Tajine de ternera
Tajine de pollo

El desayuno es bastante variado y te sirves tú mismo lo que te apetezca. Tienes café y té, zumo de naranja, pan marroquí, pancakes, algo de bollería industrial, mantequilla, varias mermeladas, aceite de oliva, yogurt, tortilla con tomate y aceitunas de diferentes tipos. Todo lo que necesitas para empezar el día con fuerza.

Desayuno en la jaima de lujo del Auberge Café du Sud

Música y charla al calor del fuego

Tras la cena, todos los huéspedes nos reunimos al calor del fuego del campamento y junto con una taza de té bereber (distinto al té a la menta) escuchamos los ritmos y canciones que interpretaban nuestros anfitriones. Al cabo de un rato nos animaron y participar, y yo no dudé ni un segundo en salir a tocar el djembe con ellos. Tras la música, algunos nos quedamos allí charlando al calor de lumbre durante un largo rato, hablando sobre nuestras primeras impresiones del país, las costumbres de allí...

Tocando el djembe tras la cena en el Auberge Café du Sud

Ver amanecer desde "La Gran duna"

Uno de los grandes momentos de nuestra estancia en el Auberge Café du Sud fue a la mañana siguiente a nuestra llegada. A una hora temprana nos llamaron para ver amanecer. Hay dos opciones subir a "La Gran duna" o subir a otras de las dunas de menor tamaño. A nosotros nos pudo el ansia y optamos por "La Gran duna". Subir por la ladera de una duna es difícil, muy difícil. Los pies se te hunden en la arena y es terriblemente agotador. Por eso cuando se camina por el desierto se suele ir por las crestas de las dunas, que son más estables y requieren menos esfuerzo. Sin embargo, para la gran duna no hay muchas alternativas, tienes que subir por la ladera. Por fortuna, la gente del campamento ha colocado una soga gigantesca que sube hasta los dos tercios de la misma.

Amanecer desde la Gran Duna (Erg Chebbi)
Vistas desde la Gran Duna (Erg Chebbi)

Tras una agotadora subida llegamos hasta el final de la soga y nos sentamos a contemplar el maravilloso espectáculo.

Instalaciones del hotel

A nuestra vuelta al hotel fuimos a la habitación donde la noche anterior habíamos dejado nuestras maletas. Tienes esa habitación a tu disposición para darte una ducha, organizar el equipaje y cargar los móviles antes de proseguir con tu ruta. Todo un detalle que se agradece.

Auberge Café du Sud Habitación del hotel a la vuelta de la noche en el desierto

Otro punto destacado del hotel es la piscina que tienen con vistas al desierto. ¡Una piscina en el desierto! Un punto más con el que nos quedamos con la boca abierta, pero que por la época del año no pudimos disfrutar.

Piscina del Auberge Café du Sud Vistas desde la piscina del Auberge Café du Sud

Conclusión

Fue una gran idea vivir la experiencia de dormir en medio del desierto y acertamos de pleno en elegir este alojamiento. Buen precio en comparación con otros alojamientos similares, buen trato, ubicación inmejorable al pie de la gran duna...

Lo bueno: la relación calidad / precio, los "lujos" que tuvimos en el desierto, la situación al pie de la gran duna, la limpieza, el personal muy amable y atento, la piscina con vista a las dunas.

Lo malo: para nuestro gusto nos hubiese gustado unas camas más blandas.

Datos prácticos

Nombre: Auberge Café du Sud

Dirección: Erg Chebbi - BP 120 Ksar Merzouga 52202, Taouz Errachidia, Marruecos

Precio: el campamento de lujo son 80 € por persona y noche. Hay otras opciones diferentes a precios más económicos, más información aquí.

Wifi: no hay, estás en el desierto, ¿qué esperabas?

Comida: incluyen cena y desayuno.

Servicios: paseo en camello para ir y volver al campamento, luz en el interior de la jaima, baño, ducha, agua caliente.

Reservas: Las reservas se realizan desde su página web en la página de reservas. En caso de que sean reservas de última hora, con un tiempo menor de 72 horas de anticipación, contactad por teléfono (+212-661-602-885 Hamid, +212-661-216-166 Moha).


Todo lo que he comentado en este artículo es fruto de nuestra experiencia personal y no ha sido distorsionado en ningún momento por nadie ajeno al blog, ni por intereses de terceros.



Índice:

Preparativos e información útil
Diario del viaje
Alojamiento

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada