miércoles, 12 de septiembre de 2018

Opinión del Bed & Breakfast 78 on 5th, alojamiento en Hermanus

Habitación del Bed & Breakfast 78 on 5th, Hermanus, Sudáfrica

Hermanus es conocido por ser el mejor lugar del mundo para ver ballenas, tanto desde un barco como desde sus costas. El número de ballenas francas que pueblan sus aguas de julio a noviembre es enorme. Esto, sumado a lo cerca que nadan estos animales de sus costas, hace que tengan más que merecido este primer puesto. Hermanus se encuentra a unos 120 km. de Ciudad del Cabo, lo que hace que pueda ser visitada en una excursión de un día desde allí. Pero lo que nosotros recomendamos es que paséis una noche en esta localidad y disfrutéis de la experiencia con las ballenas con más tranquilidad. Además, es una parada perfecta si vais a continuar vuestro viaje hacia el este por lugares como Gansbaai, Cabo de Agujas, Ruta Jardín, etc.

Cuando estuvimos buscando alojamiento queríamos que tuviese ciertas características. Al movernos con un coche de alquiler queríamos que tuviese un parking privado. También queríamos que fuese una zona segura y tranquila, aunque Hermanus no sea una localidad en la que haya que tomar tantas precauciones como en otras ciudades más grandes como Ciudad del Cabo o Johannesburgo. También queríamos que tuviese el desayuno incluido, ya que en la mayoría de los viajes no gusta tomarnos esta parte del día con tranquilidad y coger fuerzas para el resto de la jornada. Por supuesto, tenía que tener un buen precio o mejor dicho, una buena relación calidad / precio, dentro de un presupuesto medio.

Hermanus está muy desarrollado para el turismo, por lo que la oferta de alojamientos es bastante amplia. Tiene alojamientos espectaculares, pero que requieren un desembolso importante de dinero. Tras mucho buscar, encontramos un alojamiento que cumplía todas nuestras condiciones y que además estaba realmente bien. Cómodo, acogedor y con un trato muy personalizado, ya que tiene pocas habitaciones, el Bed & Breakfast 78 on 5th.

El hotel y las instalaciones

El alojamiento es una espectacular casa que cuenta con 7 habitaciones y algunas salas comunes para todos sus huéspedes. Cada habitación es diferente, con ciertas características que las hacen destacar en uno u otro aspecto y así satisfacer las diferentes necesidades de los viajeros.

Fachada del Bed & Breakfast 78 on 5th, Hermanus, Sudáfrica

La casa tiene un parking gratuito exterior. En principio hubiésemos preferido que estuviese verjado, pero tras nuestra experiencia allí y comprobando que la zona era muy segura y tranquila, nos pareció más que suficiente. Otro de los puntos a favor que tiene es que, pese a no estar en primera línea de la costa, desde el piso superior tiene unas estupendas vistas al mar. Si tu habitación cuenta con terraza exterior hacia el mar, como la nuestra, o desde el salón común da gusto ver atardecer o amanecer desde aquí.

Salón del Bed & Breakfast 78on5th en Hermanus, Sudáfrica

Una de las cosas que más nos gustó de este bed & breakfast era su cuidada decoración, en tonos beige y cálidos que hacían del lugar un alojamiento realmente acogedor. Además, toda la casa está llena de obras de arte que la dueña ha ido obteniendo a lo largo de los años. Otra cuestión a tener en cuenta era que toda la parte frontal, la que daba hacia el mar, era una inmensa cristalera que hacía que el lugar ganase aún más en amplitud y tuviese una luminosidad increíble. En resumen, nos encantó la casa y su decoración.

Cristalera del Bed & Breakfast 78 on 5th, Hermanus, Sudáfrica
Detalle del comedor del Bed & Breakfast 78 on 5th, Hermanus, Sudáfrica Detalle de la entrada del Bed & Breakfast 78 on 5th, Hermanus, Sudáfrica

La habitación

En nuestro caso nos alojamos en la suite con vistas al mar. El tamaño de la habitación era descomunal. Estaba separada en varias estancias: un dormitorio con un sala de estar/comedor anexa, una cocina, un baño y una gran terraza con vistas al mar. La decoración iba en consonancia con el resto de la casa, hogareña, acogedora y cálida. Me encantan los lugares que tienen personalidad y te hacen sentir como en casa.

Salón de la suite del Bed & Breakfast 78 on 5th, Hermanus, Sudáfrica

La estancia principal, el dormitorio / sala de estar, tiene una cama de matrimonio king size increíblemente cómoda, probablemente la mejor de todo el viaje. También cuenta con un sofá, una mesa comedor con cuatro sillas (si viajas en familia hay una habitación anexa con dos camas individuales), una estantería con un montón de libros, una televisión, un par de mesitas de noche y algunos elementos decorativos como una mecedora, un baúl, varios cuadros y esculturas.

Cama de la suite del Bed & Breakfast 78 on 5th, Hermanus, Sudáfrica Suite del Bed & Breakfast 78 on 5th, Hermanus, Sudáfrica

En una sala pegada a la habitación hay una cocina completamente equipada. Tienes frigorífico, fogones, horno, microondas, un calentador de agua y una cafetera, además de menaje para poder cocinar tú mismo si lo deseas. Por cortesía del alojamiento tienes, café y té gratuito para que lo prepares cuando quieras, aparte de un bizcocho casero para acompañar. Estas pequeñas cosas, son esos detalles que siempre gustan. Al otro lado de la cocina hay un armario enorme y un tocador, aunque con el espacio del baño y la habitación tampoco es realmente necesario.

Detalle de la cocina de la habitación del Bed & Breakfast 78 on 5th, Hermanus, Sudáfrica Cocina de la habitación del Bed & Breakfast 78 on 5th, Hermanus, Sudáfrica

Una de las cosas por las que destaca esta habitación frente a otras es la gran terraza que tiene con vistas al mar. En ella tienes una mesa de comedor para cuatro y un par de tumbonas por si te quieres relajar tras un gran día de avistamiento de ballenas.

Terraza de la suite del Bed & Breakfast 78 on 5th, Hermanus, Sudáfrica Vistas de la terraza de la suite del Bed & Breakfast 78 on 5th, Hermanus, Sudáfrica

Todas las estancias están perfectamente limpias y en buen estado. También, al igual que en el resto del establecimiento, se dispone de wifi gratuita y de buena calidad.

El baño

Si la habitación era amplia, el baño no se queda atrás, tiene unas dimensiones enormes. Cuenta con una gran ducha, un lavabo de dos senos, el inodoro y un jacuzzi. Desde el alojamiento no recomiendan usar este último ya que tanto Ciudad del Cabo, como toda esta zona del país, están atravesando una época de sequía tremenda. La población está muy concienciada al respecto y para hacer que los visitantes sigan con el ejemplo, todos los alojamientos ponen carteles o toman medidas que advierten del problema. En nuestro caso, el jacuzzi estaba lleno de pelotas de colores. Si quieres meterte en el jacuzzi, que sea para jugar y no para derrochar agua.

Vista general del baño de la suite del Bed & Breakfast 78 on 5th, Hermanus, Sudáfrica Jacuzzi del baño de la suite del Bed & Breakfast 78 on 5th, Hermanus, Sudáfrica

El personal

Muchas veces un gran anfitrión hace que un alojamiento sea mucho más que un lugar en el que solo ir a dormir. En este caso, Mandy, la dueña de la casa te hacía sentir como en casa, te daba consejos, sugerencias de restaurantes, recomendaciones para ver ballenas desde la costa, te descubría lugares secretos y te solucionaba cualquier inconveniente que pudieses tener. En nuestro caso, llegamos a Hermanus con un tour de avistamiento para ver ballenas ya contratado, pero nos escribieron un día antes diciendo que se cancelaba por el mal estado del mar. Se lo comentamos a Mandy y nos dijo que no nos preocupásemos que para el día siguiente se podía solucionar, hizo una llamada y nos consiguió un tour en una empresa con gran experiencia para la mañana siguiente. En resumen, Mandy era un amor de señora y gracias a ella nuestra experiencia en Hermanus fue muchísimo mejor de lo que hubiese sido si no la hubiésemos conocido.

El desayuno

El desayuno que sirven en el alojamiento constaba de yogurt búlgaro con un poco de fruta de la pasión y miel, zumo de naranja, tostadas con mantequilla y mermeladas caseras, un buen cafecito o té y una deliciosa tortilla con jamón, cebolla caramelizada y una salsita que estaba de muerte. Según nos comentaron, si te quedas más días el desayuno va variando, para no comer siempre lo mismo. Todos los productos eran de calidad y caseros, así que nos encantó.

Desayuno del Bed & Breakfast 78on5th en Hermanus, Sudáfrica Tortilla del desayuno del Bed & Breakfast 78on5th en Hermanus, Sudáfrica

Conclusión

Se puede ir a ver ballenas a Hermanus en una excursión de un día desde Ciudad del Cabo, pero sin lugar a dudas, se disfruta mucho más de la localidad y de la experiencia con estos cetáceos si se pasa una noche allí. Además, es la parada perfecta antes de continuar un viaje hacia el este del país. En cuanto al alojamiento, el Bed & Breakfast 78 on 5th nos parece una opción genial. Un alojamiento de calidad, confortable, en una zona segura y tranquila, con una anfitriona inigualable y con una relación calidad / precio insuperable. Si volviésemos a ir, volveríamos a este lugar, nos encantó. Por eso, lo recomendaríamos sin lugar dudas para cualquiera que vaya a pasar una noche en Hermanus.

Lo bueno: la calidez del alojamiento, la cama (extra grande y extra cómoda), la anfitriona, está en una zona tranquila y segura, el desayuno, la relación calidad / precio...

Lo malo: por poner alguna pega, para ir a la zona de restaurantes tienes que ir en coche o taxi (unos 5 minutos).

Datos prácticos

Nombre: Bed & Breakfast 78on5th.

Dirección: 78 Fifth Street, 7200 Hermanus, Sudáfrica.

Si quieres ver el mapa en otra pestaña haz clic aquí.

Precio: 65 € por suite para dos personas con desayuno incluido.

Wifi: Sí, gratuita.

Desayuno: desayuno gratuito.

Servicios: Internet gratuito, parking gratuito exterior en zona segura, reservas de tours desde el propio alojamiento...

Reservas: se puede realizar la reserva en portales conocidos como booking o en la propia página web del alojamiento.

Todo lo que he comentado en este artículo es fruto de nuestra experiencia personal y no ha sido distorsionado en ningún momento por nadie ajeno al blog, ni por intereses de terceros. Si os ha gustado la entrada compartidla en las redes sociales y dejadnos un comentario y si no os ha gustado pues haced lo mismo ;).



Índice:

Preparativos e información útil
Diario del viaje
Alojamiento
  • Bed & Breakfast 78 on 5th, alojamiento en Hermanus

domingo, 2 de septiembre de 2018

Avistamiento de ballenas en Hermanus

Ballena sacando la cola en Hermanus, Sudáfrica

Hermanus es una pequeña localidad de Sudáfrica que está considerada como el mejor lugar del mundo para ver ballenas. Con estas credenciales sabíamos que teníamos que incluir este punto en nuestra ruta de 17 días por Sudáfrica y Suazilandia, no había duda.

Esta localidad es mundialmente conocida por la facilidad que existe para ver ballenas, pero no solo subiéndote en un barco, sino también desde su propia costa. Esta característica la convierte en un lugar único y, gracias a la abundancia de estos cetáceos en sus aguas, tiene más que merecido ese primer puesto mundial en avistamientos de ballenas.

Ballena y su cría vista desde un barco en Hermanus, Sudáfrica

La ballena franca austral, que son las que nos encontramos allí, es un animal migratorio y por eso hay que tener en cuenta que en Hermanus solo se pueden ver de julio a noviembre, que es cuando regresan del polo para reproducirse y dar a luz frente a las costas de esta localidad sudafricana.

Ballena y ballenato en las costas de Hermanus, Sudáfrica

Desayuno con vistas al mar en Hermanus

Se puede hacer una excursión de un día desde Ciudad del Cabo para ver las ballenas, pero nosotros optamos por recorrer la costa sudafricana en coche y pasar una noche en Hermanus para poder disfrutar con más tranquilidad de este lugar; cosa que os recomendamos. El lugar elegido fue el Bed & Breakfast 78on5th, un pequeño hotel de 7 habitaciones. Cada habitación es completamente distinta a las demás, algunas tienen vistas al mar, otras incluyen cocina o sala de estar propia, pero el nexo común es que están decoradas con muy buen gusto y que recibes un trato inmejorable por parte de la anfitriona, Mandy. Podéis reservarlo desde Booking o desde su propia web.

Salón del Bed & Breakfast 78on5th en Hermanus, Sudáfrica

Como no podía ser de otra forma, el día comenzó con un buen desayuno en el salón principal del alojamiento. Lástima que no hiciese mejor para hacerlo en la terraza. Aunque pese a estar dentro, seguíamos teniendo unas fabulosas vistas al mar.

Desayuno del Bed & Breakfast 78on5th en Hermanus, Sudáfrica Tortilla del desayuno del Bed & Breakfast 78on5th en Hermanus, Sudáfrica

Nada más entrar en el comedor Mandy nos recibió con una sonrisa y unas palabras amables. Menudo encanto de anfitriona, así daba gusto. Nos fueron sirviendo el desayuno: yogurt búlgaro con un poco de fruta de la pasión y miel, zumo de naranja, tostadas con mantequilla y mermeladas caseras, cafecito y una deliciosa tortilla con jamón, cebolla caramelizada y una salsita que estaba de muerte. Mejor no podía empezar el día, anfitrión encantador, vistas al mar y un buen desayuno. ¡El día prometía!

Empresas para ver ballenas en Hermanus

Antes de seguir con el post os pongo en contexto de lo que pasó el día anterior y cómo se nos torcieron todos los planes para aquella tarde y el día de hoy. Recibimos unos correos en los que nos decían que por las malas condiciones del mar se cancelaba el tour para ver ballenas y el de buceo con tiburones blancos. Menudo chasco. Cuando hicimos el check in se lo comentamos a Mandy y nos dijo que esperásemos, que iba a intentar solucionar lo de las ballenas. Y así fue, hizo una llamada y consiguió un par de plazas para ver ballenas para el día siguiente a las 9:00 con una empresa que ella nos recomendaba. ¡Genial, era nuestra salvadora!

Explicación previa al avistamiento de ballenas en Hermanus Sudáfrica

La empresa con la que teníamos inicialmente reservado el tour para ver ballenas en Hermanus era Hermanus Whale Watchers, pero como el mar estaba un poco picado cancelaron el tour. Sin embargo la empresa Hermanus Whale Cruises, con la que finalmente hicimos el tour, sí que zarpaba. Entendemos que el que los primeros no operasen ese día no era ni más ni menos que por el tamaño del barco, un catamarán no demasiado grande en el que navegar con cierto oleaje puede resultar incómodo o hasta algo peligroso. Sin embargo los segundos cuentan con el barco más grande de todas las empresas que operan en Hermanus, haciendo que la influencia de las olas en cubierta sea menor. Además, esta empresa tiene una dilatada experiencia en estos tours ya que llevan operando desde 1998, que fue cuando comenzaron a dar los primeros permisos de avistamiento de ballenas en Hermanus.

Media hora antes del inicio de estos tours te dan una charla sobre la actividad que vas a realizar, las ballenas que vas a ver, sus costumbres, morfología, alimentación... Una charla amena y bastante interesante, aunque es necesario que entiendas inglés para que te enteres de algo.

Explicación sobre las ballenas en Hermanus, Sudáfrica Explicaciones de seguridad del avistamiento de ballenas en Hermanus, Sudáfrica

La ballena que se ve durante el avistamiento de ballenas en Hermanus es la ballena franca austral. Aquí os dejo algunos datos y curiosidades de las ballenas por si no manejáis mucho el inglés o no llegáis a tiempo para escuchar la charla:

  • No tiene dientes, sino unas barbas que cuelgan de la mandíbula superior. Estas enormes placas hacen las veces de filtro para retener el kril, el alimento que consumen.
  • El nombre de ballena franca proviene de cuando se las cazaba. En inglés se dice right whales, es decir, "ballenas correctas o adecuadas", lo que significa ballenas aptas para la caza. Esto era porque cuando se las mataba, flotaban en el océano, facilitando su posterior búsqueda y transporte por parte de los balleneros.
  • A diferencia de otras ballenas, no tiene aleta dorsal en su parte superior.
  • Al respirar en la superficie (recuerda que es un mamífero y no un pez) forma un chorro en forma de V.
  • Tienen unas callosidades en su cabeza muy características. Estas verrugas blancas son únicas y diferencian a cada individuo, como las huellas dactilares de los humanos.
  • Son migratorias y en el verano austral (diciembre a mayo) van a las regiones polares, mientras que en el invierno (junio a noviembre) se acercan a las costas africanas, de América del sur y Australia.
  • Durante el invierno austral, que es cuando se ven en Hermanus, es la época de apareamiento, provocando un gran movimiento en la superficie (coletazos, salpicones...). También es la época de parto, por lo que se pueden ver crías de ballena en las costas de Hermanus.
  • Las hembras, que rondan los 16 metros, son más grandes que los machos, cuya longitud oscila alrededor de los 14.
  • El peso aproximado de un ejemplar adulto es de unas 40 toneladas y consumen una media de 600 kg de comida al día.
  • Su esperanza de vida es de unos 50 años.
  • Por suerte, y gracias a medidas que se han tomado para su protección, han pasado de estar en grave peligro de extinción a aumentar su población año tras año.

Bueno ya vais con la lección aprendida, así que aunque os perdáis algo de la charla tendréis cierta información sobre estos increíbles animales. Pese a todo, os recomendamos que lleguéis puntuales y no os perdáis todas las curiosidades que cuentan.

Tour de avistamiento de ballenas en barco

Tras la charla, recogimos nuestro chaleco salvavidas y nos subimos al barco. Como tardamos un poco, la parte de arriba se llenó, así que nos tocó quedarnos en la parte inferior. Fue una pena porque creemos que se tienen mejores vistas desde arriba, así que ya sabéis, no os entretengáis en coger los chalecos salvavidas.

Alberto en la proa del barco en Hermanus, Sudáfrica

Salimos del puerto y navegamos hacia la zona donde se encontraban las ballenas durante unos 15-20 minutos. Fue justo después cuando el barco aminoró la marcha y oímos el primer "Loook!!!, Looook!!!!". ¡Ballenas! Allí estaban, las habíamos encontrado. La primera imagen que vimos de ellas fue resoplando en la superficie. Qué belleza. Es cierto que ya habíamos vivido una experiencia similar en Islandia, pero ver un animal de este tamaño con tus propios ojos es algo que impresiona siempre.

Ballena y ballenato en las costas de Hermanus, Sudáfrica

Durante más de una hora estuvimos disfrutando de este espectáculo. Las vimos y oímos resoplar en la superficie. Y es que muchas veces los sonidos son una parte importantísima de una experiencia así. Puede que hayas visto muchas fotos con el típico chorro que sale del agujerito que tienen las ballenas (se llama espiráculo), pero oírlo cerca de ti es algo muchísimo más enriquecedor.

Ballena expulsando aire por el espiráculo en Hermanus, Sudáfrica
Ballena en la superficie en Hermanus, Sudáfrica Ballena y su cría respirando en la superficie, Hermanus, Sudáfrica
Cola de una ballena sumergiéndose en el mar, Heramnus, Sudáfrica

En ocasiones sacaban solo la cabeza de forma casi vertical. Y es que esto es lo que hace para ver qué es lo que hay al otro lado y así saber que ocurre en la superficie.

Ballena emergiendo en las costas de Hermanus, Sudáfrica Ballena soltando aire en las costas de Hermanus, Sudáfrica

Fuimos moviéndonos de una ballena a otra, ya que no se permite estar con cada ejemplar más de un tiempo determinado, para no estresarles. Algunos se asomaban, otros salían a respirar y alguno dio un buen coletazo en la superficie. Aquello era impresionante. La pena fue que no vimos a ninguna saltar. Sin embargo, sí que vimos un ballenato, una cría acompañada de su madre. Eso sí que no lo esperábamos ver.

Ballena cría acompañada de su madre en Hermanus, Sudáfrica

También hubo un momento en el que un león marino se acercó al barco a curiosear. Se asomó un par de veces, dio un par de volteretas y se marchó. Qué majo.

León marino siguiendo al barco de Hermanus, Sudáfrica

Tras una hora y pico disfrutando de estos animales volvimos a puerto con una sonrisa de lado a lado. Había sido una experiencia genial y totalmente recomendable. Sin embargo, sí que os queremos dar unas recomendaciones para que disfrutéis plenamente de ello sin percances.

Recomendaciones para ver ballenas desde un barco

Ver ballenas desde un barco en Hermanus es una experiencia única, pero hay ciertas cuestiones que tienes que tener en cuenta para que no se te estropee el viaje:

  • Si te mareas en los barcos o crees que te puedes marear, tomate alguna pastilla anti mareo. Cuando salimos, el mar estaba con cierto oleaje y un par de personas acabaron vomitando. Nosotros, sin embargo, no tuvimos problemas.
  • Si te mareas, la parte trasera de un barco es la mejor para ti, es la que menos se mueve por las olas.
  • Abrígate. Cuando sales a mar abierto el viento sopla más fuerte y además, vas en un barco en movimiento.
  • Si vas en un barco con dos pisos como el nuestro, súbete en la parte superior, tendrás mejores vistas.
  • En algunas ocasiones las ballenas se pueden acercar bastante, pero siempre es una buena idea llevar una cámara con un teleobjetivo para poder hacer un mayor zoom.
Barco que se utiliza para salir a ver ballenas en Hermanus, Sudáfrica

Ballenas desde la costa de Hermanus

El tour nos había encantado, había sido parecido a nuestra experiencia viendo ballenas en Husavík (Islandia), solo que en esta ocasión pasamos menos frío y vimos alguna ballenas más. Sin embargo, pese a que el tour está realmente bien, Hermanus tiene la peculiaridad de que se pueden ver desde la costa y eso lo queríamos comprobar.

Acantilads de Hermanus, Sudáfrica

La costa de Hermanus está salpicada por acantilados y algunas pequeñas playas. A lo largo de ella discurre lo que se conoce como Cliff paths, un camino acondicionado que transcurre pegado al mar y desde el que se pueden ver con cierta facilidad ballenas, o al menos ésa es la teoría. Los senderos son completamente seguros durante el día, incluso vimos pasear a personal de seguridad por ellos, y están realmente bien acondicionados. Cada cierto tiempo hay un banco con vistas al mar para que te sientes, te relajes, disfrutes de las vistas y, con un poco de suerte, veas a alguna ballena cerca de la costa.

Lena en un banco del cliff path de Hermanus, Sudáfrica
Cartel de los cliff paths de Hermanus Personal de seguridad de los cliff paths de Hermanus, Sudáfrica

Seguimos las recomendaciones de nuestra casera Mandy y nos acercamos a la zona de los senderos del este de la ciudad. Aparcamos nuestro coche y comenzamos a caminar. Pasear por allí merece la pena, aunque solo sea por las vistas, aunque nosotros íbamos con la intención de ver alguna ballena cerca de la orilla. El día anterior habíamos probado fortuna, pero no conseguimos ver ninguna, así que hoy tampoco teníamos demasiadas esperanzas. ¿De verdad se podían ver ballenas desde la orilla en Hermanus? Pues no tardamos demasiado tiempo en responder con un sí rotundo.

Lena mirando al mar en busca de ballenas en Hermanus, Sudáfrica

Nos paramos en uno de los salientes del camino y nos pusimos a mirar al mar esperando ver algo. Oye, quizás teníamos suerte. De repente, oímos un ruido y apareció un chorro a nos demasiados metros de la costa. "¡Mira, una ballena!" Era increíble, se podían ver ballenas desde la costa.

Ballena asomando la cabeza en Hermanus, Sudáfrica

Aquel primer chorro de aire fue sólo el comienzo de todo un espectáculo. Saltos, coletazos y "saludos" con la aleta se sucedieron uno tras otro como si fuese una coreografía. Era impresionante poder disfrutar de aquello desde la propia costa. Estuvimos un buen rato allí, en silencio, simplemente disfrutando de aquella maravilla. Veríamos a unas 8 ballenas durante todo el paseo y no os exagero si vimos casi una veintena de saltos y otros tantos coletazos.

Ballena dando un coletazo en Hermanus, Sudáfrica Ballena saltando en Hermanus, Sudáfrica

Sin duda alguna, quedarse una noche en Hermanus y disfrutar del lugar algo más tranquilamente fue todo un acierto. Había sido una experiencia increíble tanto ver ballenas desde el barco, como desde la propia costa, pero había que seguir el camino hacia el este. Nuestra siguiente parada sería el cabo de Agujas, el punto más septentrional de África. Pero eso ya es una historia para otro post.


A continuación os dejamos un mapa detallado con todos los puntos de interés de Hermanus. En rojo están marcados los que visitamos y en amarillo otros puntos en los que nos estuvimos, pero que pueden resultar interesantes.

Si quieres, puedes ver el mapa "Avistamiento de ballenas en Hermanus" en otra pestaña.


Todo lo que he comentado en este artículo es fruto de nuestra experiencia personal y no ha sido distorsionado en ningún momento por nadie ajeno al blog, ni por intereses de terceros. Si os ha gustado la entrada compartidla en las redes sociales y dejadnos un comentario y si no os ha gustado pues haced lo mismo ;).



Índice:

Preparativos e información útil
Diario del viaje
  • Día 5 (mañana). Avistamiento de ballenas en Hermanus
Alojamiento

domingo, 19 de agosto de 2018

Buceo en Aqaba en el mar Rojo de Jordania, Cedar Pride y Japanese Garden

Cubierta del Cedar Pride, Aqaba, mar Rojo, Jordania

Jordania es famoso por Petra y por el desierto de Wadi Rum, pero algo que mucha gente no conoce es que también tiene un inmenso tesoro en sus costas. El mar Rojo de Jordania está lleno de corales, de peces de colores y de otras muchas sorpresas que hacen las delicias de los submarinistas. La costa cercana a la localidad de Aqaba, en el mar Rojo, es uno de los mejores destinos para bucear en el mundo; tanto si eres un experto, como si eres un principiante y ésta es la primera vez que buceas.

Bucear en Aqaba, en el mar Rojo jordano

Antes de nada vamos a situarnos. Jordania apenas cuenta con 25 kilómetros de costa en el mar Rojo, pero la cantidad y calidad de sus corales es tremenda. No hace falta irse al sudeste asiático o a las costas mexicanas para disfrutar de uno de los mejores buceos del planeta. En comparación con sus vecinos, las costas jordanas son mejores para el buceo que las de sus vecinos israelíes. Sin embargo, sí que es cierto que las costas de Egipto poseen una mayor riqueza; aunque también tienen un litoral mucho mayor.

Buceo entre peces y corales en el Japanese Garden, Aqaba, mar Rojo, Jordania

Si algo sorprende de las costas del mar Rojo en Jordania es que los corales y arrecifes se encuentran pegados a la orilla. Basta con andar unos metros, no más de 5, y ya empiezas a ver los primeros corales y pececillos de colores. Esto es algo realmente impresionante que no hemos visto en ningún otro lugar del mundo. Otra característica que le convierte en un destino ideal para el buceo es la claridad de sus aguas. Durante todo el año se puede tener una visibilidad que varía entre los 30 y 45 metros. Esto algo muy inusual y que hace tremendamente atractivo el buceo y el snorkel en sus costas. Por si esto no fuese suficiente, la temperatura de sus aguas es bastante agradable, pasando de los 20 ºC en invierno, a los 26 ºC en verano. En este aspecto, sí que es cierto que el mar Rojo no es tan cálido como el sudeste asiático, pero siguen siendo temperaturas muy buenas.

Buceo en el Japanese Garden, Aqaba, mar Rojo, Jordania

La vida que podemos encontrar en las costas de Aqaba (el mar Rojo jordano) es tremendamente diversa. Se pueden ver peces pequeños como el pez payaso (sí, estos son los "nemos"), el pez cirujano azul (éste es Dory, otra protagonista de la película "Buscando a Nemo"), el pez erizo, el pez mariposa, caballitos de mar o el pez ángel emperador, entre muchos otros. Pero también se pueden ver animales de mayor tamaño como el impresionante pez león, tortugas marinas, varios tipos de morenas, el inmenso pez napoleón, algún tipo de tiburón o rayas e incluso, si tienes muchísima suerte, puedes ver el tiburón ballena. A todo esto hay que sumarle un espectro bien amplio de coloridos corales que adornan el lecho marino.

Mucho coral en el Japanese Garden, Aqaba, mar Rojo, Jordania

El golfo de Aqaba tiene la característica de tener muy pocas corrientes marítimas, esto lo convierte en el destino perfecto para el buceador principiante con poca experiencia o para aquel que se inicia en este deporte. Esto no significa que no sea un lugar interesante para los buceadores experimentados. Hay zonas de buceo en las que las paredes de coral se hunden cientos de metros, ideales para aquellos que ya llevan muchas inmersiones a sus espaldas y buscan algo más.

Todos aquellos que no tienen ninguna certificación de buceo puede hacer las inmersiones conocidas como Discover Scuba Diving. Para esto no es necesario tener la certificación Open Water de PADI, ni ninguna experiencia previa. En nuestro caso no teníamos el certificado, ni tampoco tiempo en este viaje para sacarnos la certificación allí, por eso optamos por hacer un par de ellas. Ya habíamos buceado antes en Costa Rica, pero al igual que en Jordania, lo que hicimos fue un Discover Scuba Diving de dos inmersiones, puesto que no teníamos ningún tipo de certificado.

Coral ondulado en el Japanese Garden, Aqaba, mar Rojo, Jordania Buceo en el Japanese Garden, Aqaba, mar Rojo, Jordania

Durante un Discover Scuba Diving te dan unas explicaciones previas del manejo básico del equipo, las señas que se usan bajo el agua y ciertas cuestiones a tener en cuenta, como la parada de seguridad antes de salir a la superficie. También, antes de sumergirte, realizas ciertas maniobras con las gafas para quitar el agua, volver a ponerte la boquilla de la bombona si se te suelta... ciertas cuestiones para solventar imprevistos sencillos que te puedan surgir durante la actividad. De todas formas, no hay de que preocuparse, en todo momento vas acompañado por un monitor experimentado que sabe como actuar ante cualquier imprevisto. En nuestro caso, teníamos recientes las lecciones que habíamos aprendido en nuestro viaje a Costa Rica hacía solo unos meses.

Qué empresa elegir para bucear en Aqaba

En Aqaba y en el resto de la costa jordana hay muchas empresas que ofrecen los servicios de buceo. En nuestro caso nos decantamos por Camel Dive Center, con los que tuvimos una experiencia genial. Antes de nada quería deciros que realizamos una colaboración con ellos, pero eso no significa que la opinión que damos esté condicionada o modificada por este motivo. Nosotros siempre somos sinceros y si algo nos gusta lo decimos, y si no, también.

Centro de buceo Camel Dive Center, Aqaba, mar Rojo, Jordania

El centro de buceo se encuentra justo en frente de First Bay, un buen lugar tanto para el buceo como para el snorkel. En el mapa del final del post tenéis la ubicación exacta. Allí mismo hay aparcamiento para poder dejar el coche sin problemas. En cuanto al equipo que utilizan, estaba en buen estado. Había neoprenos, gafas y aletas de todos los tamaños. En cuanto a las bombonas y demás aparatos que se usan durante la inmersión, no os sé decir si era de primera calidad o no, no entendemos de estos temas. Pero todo fue genial durante las inmersiones. También tienen duchas propias y vestuarios para quitarte la sal del mar tras los buceos.

Interior centro de buceo Camel Dive Center, Aqaba, mar Rojo, Jordania Sala equipo centro de buceo Camel Dive Center, Aqaba, mar Rojo, Jordania

Los instructores son gente joven (de los veintialgo a los treinta y pico), pero con un montón de experiencia e inmersiones a sus espaldas. Se conocen perfectamente la costa de Aqaba y saben donde están los puntos de mayor interés de cada punto de buceo. Están acostumbrados a recibir a gente que se estrena por primera vez en esto, así que si es vuestro caso, seguro que os sentís cómodos con ellos.

Instructores Juan Carlos y Fox, junto a Alberto y el gerente en Camel Dive Center, Aqaba, mar Rojo, Jordania

Nos comentaron que de vez en cuando traen a instructores de otros países con experiencia en otras aguas a trabajar allí. Solo se quedan durante una temporada, pero me parece una forma genial para que el equipo de Camel Dive Center intercambie opiniones con otros buceadores y descubra cómo hacen las cosas en otros sitios. Coincidió que hacía tan solo unos días había llegado Juan Carlos, un instructor de Gijón, que venía de trabajar en Malasia. Tras unos cuantos días hablando en inglés, volveríamos a escuchar a alguien en nuestra lengua materna.

Buceo en el Cedar Pride, un barco hundido en la costa de Aqaba

Íbamos a hacer dos inmersiones y nos preguntaron si teníamos predilección por hacer algo en especial o ir a algún punto en concreto. Yo lo tenía claro, quería ir a ver el Cedar Pride. Uno de los puntos de buceo más famosos de Aqaba es este barco hundido, que además es accesible para buceadores de todos los niveles, tanto si tienes una certificación Open Water (la básica), como si estás haciendo un Discover Scuba Diving o lo que es lo mismo, no tienes ninguna certificación. Normalmente los pecios suelen estar a mayor profundidad, estando solo accesible para los buceadores en posesión de una certificación superior como la Advance Open Water. En este caso, la profundidad máxima, donde se apoya el casco, es de 25 metros (para llegar a ese nivel, necesitas tener un Advance Open Water) y la parte superior del mastil está a tan solo 7 metros de la superficie.

Una de las peculiaridades del buceo en Aqaba es que normalmente se accede andando desde la playa, no es necesario coger un barco para ir a los puntos de inmersión. Y eso fue lo que hicimos, los instructores, un par de chicas más y nosotros, nos montamos en la furgoneta del centro de buceo y nos fuimos al punto de inmersión. En la playa empezamos a preparar todo el equipo y a recibir las instrucciones, aunque en nuestro caso más bien era repasarlas. No era la primera vez que buceábamos y pese a no tener ninguna certificación, teníamos bastante reciente todo lo aprendido en el buceo que hicimos en Costa Rica.

Corales de camino al Cedar Pride, Aqaba, mar Rojo, Jordania

Con todo listo y la lección repasada, nuestros instructores (Juan Carlos y Fox) y nosotros dos, nos metimos el agua. Antes de sumergirnos del todo estuvimos repasando algún movimiento, todo iba genial, así que deshinchamos parcialmente los chalecos y comenzamos a descender. El inicio de esta inmersión discurre por algunos corales desperdigados. Son bonitos, pero nada comparables a otros puntos de buceo. Lo bueno está por llegar.

Buceo en el lateral del casco del Cedar Pride, Aqaba, mar Rojo, Jordania

Tras un pequeño tiempo buceando, de repente ves una especie de "montaña" delante tuyo. ¡Qué va! ¡Es el casco del Cedar Pride! La llegada al barco hundido es algo realmente impresionante, aquello es enorme. Este carguero de construcción gijonesa mide ni más ni menos que 74 metros de eslora. Fue hundido por el rey de Jordania Abdullah II en 1985 para formar un arrecife de coral artificial en las costas de Aqaba y así, convertirse en una de las principales atracciones de buceo de este país.

Eslora del Cedar Pride, Aqaba, mar Rojo, Jordania Buceo en el Cedar Pride, Aqaba, mar Rojo, Jordania

Seguimos subiendo por el costado del casco del barco hasta llegar al borde. Entonces fue cuando miramos abajo y vimos aquello. Qué preciosidad, qué cantidad de peces y corales... ¡Qué cantidad de vida! Es increíble como el barco ha sido colonizado poco a poco creando todo un ecosistema. Nunca habíamos visto nada igual y no pensábamos, ni mucho menos, que eso se pudiese ver sin tener una certificación de buceo. Por suerte, el Cedar Pride puede ser visitado por gente recién iniciada.

Detalle del coral del Cedar Pride, Aqaba, mar Rojo, Jordania
Cabina del Cedar Pride, Aqaba, mar Rojo, Jordania Cedar Pride, barco hundido, Aqaba, mar Rojo, Jordania

Tras disfrutar de la cubierta del barco, y viendo los instructores que teníamos buen manejo de la flotabilidad, nos dijeron que les siguiésemos. Pasamos por debajo de una gran placa de metal, hasta que llegamos a una cámara de aire en el interior del barco. Sí, cuando hundieron el barco se creó una cámara de aire que aún hoy sigue conservándose. ¡Increíble! De hecho, nos quitamos las boquillas y respiramos aire debajo del mar. Menuda experiencia.

Entrando en el Cedar Pride, Aqaba, mar Rojo, Jordania Cámara de aire del Cedar Pride, Aqaba, mar Rojo, Jordania

Volvimos a sumergirnos y, en esta ocasión, nos metimos por una sala del interior del barco, para salir por otra zona de la cubierta. Estaba siendo una experiencia inolvidable. El Cedar Pride había superado todas las expectativas, y eso que eran muy altas. Después de dejar el barco atrás volvimos hacia la costa en un tranquilo paseo entre corales y peces de colores.

Interior del barco hundido, Aqaba, mar Rojo, Jordania
Dentro del barco hundido, Aqaba, mar Rojo, Jordania Saliendo del barco hundido, Aqaba, mar Rojo, Jordania
Saludo de Lena buceando en Aqaba, mar Rojo, Jordania

Buceo en el Japanese Garden, un jardín de corales de colores en Jordania

Tras descansar un rato de la inmersión del Cedar Pride, comentar la experiencia y reponer fuerzas, nos pusimos a prepara el equipo para la siguiente inmersión, el Japanese Garden. El punto por el que entras al agua es el mismo, y al igual que en el anterior buceo, vas caminando desde la playa.

Entre corales en el Japanese Garden, Aqaba, mar Rojo, Jordania Cruzando corales en el Japanese Garden, Aqaba, mar Rojo, Jordania

El buceo en el Japanese Garden no tiene nada que ver con el del Cedar Pride, lo que los convierte a ambos en una combinación perfecta. En este caso, el Japanese Garden ofrece un variedad y cantidad de corales y peces impresionante. Es un caleidoscopio de colores formado tanto por corales blandos como duros. Además, entre toda la fauna que te puedes encontrar destacan las tortugas carey (aunque nosotros no llegamos a ver ninguna), morenas, peces león, peces payaso en sus anémonas de mar (sí, el pez de "Buscando a Nemo"), bancos enormes de peces cola de lira, peces erizo, peces ángel emperador, peces mariposa... Vamos, que aquello es una auténtico espectáculo para las vista.

Coral con forma de árbol en el Japanese Garden, Aqaba, mar Rojo, Jordania
Corales de colores en el Japanese Garden, Aqaba, mar Rojo, Jordania Pez león en el Japanese Garden, Aqaba, mar Rojo, Jordania

Tras atravesar un campo de hierba marina llegamos a los corales. Aunque es cierto que se puede hacer snorkel en el Japanese Garden, siendo algo muy recomendable, el buceo es una experiencia mucho mejor. Además de poder bajar a mayor profundidad y poder estar cara a cara con los corales, el tamaño de los que te encuentras aquí es muchísimo mayor; así como la variedad y cantidad de peces.

Primer plano corales Japanese Garden, Aqaba, mar Rojo, Jordania
Corales enormes en el Japanese Garden, Aqaba, mar Rojo, Jordania Corales gigantes en el Japanese Garden, Aqaba, mar Rojo, Jordania
Cientos de peces en los corales del Japanese Garden, Aqaba, mar Rojo, Jordania

Cualquier calificativo que pueda dar al Japanese Garden se quedaría corto. De hecho, se convirtió en nuestro punto favorito de buceo / snorkel para ver coral de todos en los que estuvimos en Aqaba. A medida que pasan los minutos no paras de sorprenderte de todo lo que ves. Hay corales de un montón de colores y formas. Algunos de los que llegamos a ver eran de varios metros de altura. Impresionantes. Además, estaban rodeados de cientos de peces. En serio, qué lugar tan bonito. Habíamos oído hablar bien del buceo en el mar Rojo, pero el día de hoy no solo confirmaba lo que habíamos oído, sino que nos hacía prometer que teníamos que volver algún día allí.

Banco de peces lira en el Japanese Garden, Aqaba, mar Rojo, Jordania
Bucenado en el Japanese Garden, Aqaba, mar Rojo, Jordania Bucenado sobre los corales en el Japanese Garden, Aqaba, mar Rojo, Jordania

Antes de finalizar el buceo por el Japanse Garden hicimos "una parada para descansar un poco". Allí, en medio de la nada, los centros de buceo habían montado un lugar con sillas para sentarse, un tablero de ajedrez, una cama y hasta una bici estática. Aquello era de locos. No pudimos evitar soltar una carcajada nada más verlo.

Silla en el fondo del mar en Aqaba, mar Rojo, Jordania Bici en el fondo del mar en Aqaba, mar Rojo, Jordania

Snorkel guiado en First Bay North

Tras las dos inmersiones volvimos al centro de buceo y estuvimos tomando unos cafés y picando algo mientras hablábamos con la gente de allí. ¡Son unos chavales súper majos! Pasadas un par de horas, nos fuimos a hacer un tour guiado de snorkel por First Bay North con Sky, el chico más joven, que es el que se encarga de hacer estas actividades. En este caso no tuvimos que desplazarnos a ningún lugar, ya que First Bay North está justo en frente de Camel Dive Center.

Preciosos corales en First Bay North, Aqaba, mar Rojo, Jordania

El snorkel por First Bay North nos recordó en cierta manera a lo que habíamos visto en el Japanes Garden, aunque los corales aquí eran de otro tipo. Quizás, si tuviese que quedarme con uno de los dos, preferiría el Japanese Garden. Aunque este punto de inmersión era igualmente alucinante. Mucho coral y de calidad.

Lena haciendo snorkel en First Bay North, Aqaba, mar Rojo, Jordania
Grandes corales en First Bay North, Aqaba, mar Rojo, Jordania Peces cola de lira en First Bay North, Aqaba, mar Rojo, Jordania

Nos lo pasamos genial durante la actividad de snorkel. Está claro que no es lo mismo que el buceo, pero la riqueza de coral de las costas de Jordania es tal, que tampoco necesitas sumergirte muchos metros para ver un arrecife lleno de color y de vida. En serio, puede que me repita, pero las costas de Jordania me sorprendieron muchísimo. Ya habíamos oído que había mucho coral, pero una cosa es leerlo o ver fotos (de catálogo en muchos casos), y otra muy diferente es disfrutarlo en vivo y en directo.

Variedad de corales en First Bay North, Aqaba, mar Rojo, Jordania
Corales en First Bay North, Aqaba, mar Rojo, Jordania Haciendo snorkel en First Bay North, Aqaba, mar Rojo, Jordania
Bajando al fondo de First Bay North, Aqaba, mar Rojo, Jordania

Además de la gran cantidad de corales de First Bay North, muchos de ellos de color azul que no habíamos visto tanto por el Japanese Garden, también se ven unos cuantos peces realmente bonitos. Los más destacados son los espectaculares peces león. Vimos varios de ellos, tanto negros como marrones. Otros animales que vimos, pero que nos resultó imposible hacerles una foto, fueron los calamares. Son tremendamente bellos, ya que se puede ver perfectamente como cambian de color e incluso como cambian su patrón cromático. ¡Parecían una tienda con neones! Por la zona también se pueden ver pulpos y meros, pero en nuestro caso no logramos ver ninguno.

Pez león en First Bay North, Aqaba, mar Rojo, Jordania
Pez león negro en First Bay North, Aqaba, mar Rojo, Jordania Erizo en First Bay North, Aqaba, mar Rojo, Jordania

Aunque el snorkel es algo que puedes hacer tu mismo con unas gafas que te lleves en la maleta, las ventajas de hacerlo con un centro de buceo son que te darán un neopreno, que te protege más de las temperaturas que si solo vas con el bañador, y además, también irá una persona guiándote por los mejores lugares de cada punto de buceo.

Despidiéndonos de un día completo de buceo en Aqaba, mar Rojo, Jordania

Cena en Aqaba, de calidad y barato

Tras terminar el snorkel volvimos al centro para darnos una ducha, cambiarnos y tomar otro café calentito cortesía de la casa. Allí se nos pasó el resto de la tarde sin darnos cuenta, hablando de todo un poco con la gente del centro de buceo, picoteando algo y riéndonos un montón. ¡Qué gente más maja!

Llegó la hora de la cena y decidimos repetir en el lugar que habíamos ido la noche anterior. El Hashem Son's es un restaurante de Aqaba frecuentado tanto por locales como por turistas que ofrecen comida muy rica y a un buenísimo precio. La relación calidad / precio es insuperable. De hecho, está siempre en el primer o segundo puesto en TripAdvisor. En este caso preferimos llevarnos la comida al hotel y cenar allí. Nos pedimos una ración de hummus, una de falafel normal, otra de falafel estofado y dos raciones de patatas fritas. Todo nos salió por 6 JOD (unos 7,30 €). También aprovechamos para pasarnos por una pastelería cercana, Abu Gharbiyah Sweets, y pedirnos un Knafeh para cada uno (pronunciado como kinabah). Cada pieza costaba 1 JOD (1,20 € aprox.) y estaban buenísimas. Es cierto que no tan ricos como los que nos comimos en el Habibah en Amman, pero merece la pena. Por cierto, tenéis las ubicaciones de estos sitios en el mapa del final del post.

El día había sido intenso, lleno de emociones y sorpresas. Pero esto no terminaba aquí, aún podríamos disfrutar una mañana más del mar Rojo de Jordania. Sería al día siguiente, pero eso ya es una historia para otro post. Solo os avanzo una cosa, vimos un avión y un tanque sumergidos.


A continuación os dejamos un mapa de Aqaba con los puntos de buceo y de interés que visitamos durante esta jornada (marcados en rojo). También incluimos otros puntos de buceo y snorkel bastante interesantes del mar Rojo de Jordania (marcados en amarillo).

Si quieres, puedes ver el mapa "Buceo en Aqaba (mar Rojo), entre barcos hundidos y corales" en otra pestaña.


Si os ha gustado la entrada compartidla en las redes sociales y dejadnos un comentario y si no os ha gustado pues haced lo mismo ;).



Índice:

Preparativos e información útil
Diario del viaje
Alojamiento