viernes, 29 de diciembre de 2017

Opinión del hotel Cloud Forest Lodge en Monteverde

Habitación del Cloud Forest Lodge en Monteverde

Monteverde es uno de los bosques nubosos más conocidos de Costa Rica, tanto por su belleza natural, como por las actividades de aventura que puedes realizar allí. De hecho, por esta zona es donde la gente suele realizar tours de canopy (tirolinas entre los árboles) o paseos por puentes colgantes por el dosel arbóreo, cuando visita el país. Es una zona de montaña, de tiempo cambiante, de un verde intenso que enamora a todo aquel que la visita y la guste la naturaleza.

Teníamos claro que a la hora de elegir un hotel en Monteverde queríamos dos cosas, que estuviese integrado en la naturaleza y que no estuviese dentro de una ciudad, aunque sí cerca. La primera condición es obvia, con un entorno así queremos aprovecharlo desde el desayuno hasta que nos vayamos a dormir. Para nosotros es muy importante poder disfrutar de la tranquilidad y la belleza de un entorno así a todas horas. No todos los días uno se despierta en un lugar tan bonito. En cuanto a la segunda, preferíamos optar por un lugar que estuviese fuera de un núcleo urbano, para conseguir esa paz y contacto con la naturaleza que queríamos. Pero tampoco deseábamos que estuviese lejos, y así poder beneficiarnos de las ofertas de ocio y servicios que ofrece un pueblo o ciudad cuando quisiésemos.

Entre todos los alojamientos que buscamos había un hotel que cumplía estas condiciones, el Cloud Forest Lodge. Un hotel compuesto de cabañas de montaña, un lugar cálido, integrado en la naturaleza y con una gran conciencia ecológica.

El ecolodge, su entorno y sus servicios

Cloud Forest Lodge se encuentra cerca de Santa Elena, la localidad más grande de Monteverde y donde se encuentra una gran cantidad de oferta de turismo activo y naturalista. Cerca de aquí se encuentra las zonas más importantes para hacer canopy, paseos por el dosel arbóreo, un ranario, jardín de orquídeas... y a tan solo 10 minutos de la Reserva de Monteverde. Además, tiene la ventaja de estar a menos de 5 minutos en coche de Santa Elena. Lo suficientemente cerca para ir allí a comer o para realizar cualquier actividad, pero también lo suficientemente separado como para disfrutar de la naturaleza tranquilamente.

Naturaleza cercana al Cloud Forest Lodge en Monteverde

El lodge cuenta con un total de 29 hectáreas de bosque nuboso con las que disfrutar de noche y de día. Ya que en su interior se han habilitado varios senderos de distinta longitud que puedes recorrer por tu cuenta y de manera gratuita. Nosotros caminamos por todos ellos y si los recorres todos de una sola vez puedes tardar hasta varias horas. Una verdadera gozada. Durante el recorrido se ven enormes árboles centenarios y dependiendo de tu vista y suerte, puedes ver monos carablanca, monos aulladores, colibríes, pizotes y un montón de especies más. Además, cuentan con unas instalaciones de canopy y puentes colgantes entre los árboles. De hecho, fue aquí donde se instaló por primera vez en todo el mundo la infraestructura para turistas para realizar canopy y paseo por puentes colgantes entre árboles. Después, se extendió al resto de Monteverde y otras zonas del país.

Hilera de cabañas del Cloud Forest Lodge en Monteverde Terraza del restaurante del Cloud Forest Lodge

En cuanto a las instalaciones, todas las habitaciones se distribuyen en cabañas de madera ubicadas cerca del aparcamiento. El complejo también cuenta con un edificio principal donde se encuentra la recepción y el restaurante donde sirven los desayunos, comidas y cenas. En la terraza del restaurante tienen una terraza con unas vistas preciosas, pero de esto ya hablaré después.

Habitación

Todas las habitaciones se encuentran ubicadas en cabañas, dos habitaciones por cabaña. La entrada es un tranquilo porche con un banco en el que sentarse a contemplar la naturaleza del bosque. Pese a estar pared con pared con otra habitación no oyes a tu vecinos en ningún momento, el aislamiento es muy bueno. Otro indicador del buen aislamiento de la estancia es que no cuenta con calefacción ni aire acondicionado, ni tampoco lo echamos en falta. Un punto más por el cuidado del medioambiente.

Porche a la entrada de la habitación

Lo primero de lo que te das cuenta cuando entras en la habitación es la altura y amplitud de la misma, es enorme. Pero si el tamaño de la habitación ya es considerable, el de la cama es descomunal. Y además es muy cómoda. La habitación tiene un estilo rústico que se ve tanto en los detalles, como en el recubrimiento de madera de paredes y techo. Otro detalle que le da un toque con mucho encanto a la estancia es que hay algunos candeleros de pared distribuidos por la habitación, por si se va la luz o se quiere tener una iluminación más especial. Todo ello hace que la estancia desprenda esa calidez que esperas en un alojamiento de montaña.

Cafetera en la habitación del Cloud Forest Lodge Velas en el interior de la habitación del Cloud Forest Lodge en Monteverde

En cuanto al mobiliario, la estancia cuenta con una cama, dos mesitas de noche, un armario compuesto de un perchero y unos estantes en el que también hay una caja fuerte, un sofá y un escritorio en el que se encuentra una cafetera con café, té y azúcar a nuestra disposición y totalmente gratis.

Cama del Cloud Forest Lodge Sofá y escritorio del Cloud Forest Lodge

El cuarto de baño es de tres piezas: lavabo, inodoro y ducha. Además también disponemos de secador y amenities a nuestra disposición. Al igual que el resto de la habitación, todo estaba perfectamente limpio.

Baño de la habitación del Cloud Forest Lodge

Restaurante

El Cloud Forest Lodge cuenta con restaurante propio en el que sirven los desayunos (incluidos en el precio de la habitación), aunque también puedes comer y cenar allí mismo. Lo bueno del restaurante es que tiene una preciosa terraza cubierta desde la que puedes ver a un montón de aves cerca de ti; sobre todo a primera hora que es cuando ponen fruta en lo comederos. Allí fue donde vimos a nuestro primer tucán del viaje, un tucán esmeralda. También hay otra zona en la que tienen comederos de colibrís, en las que vimos un montón de ellos durante nuestra estancia. Vamos, que el restaurante, y sobre todo la terraza, no solo es un lugar para comer, también es una gran opción para relajarse y disfrutar del lugar.

Terraza cubierta del Cloud Forest Lodge Pájaros en los comederos del Cloud Forest Lodge
Restaurante del Cloud Forest Lodge
Tucán esmeralda en los comederos del Cloud Forest Lodge Terraza exterior en el Cloud Forest Lodge

Para desayunar puedes elegir entre tres opciones: el desayuno continental que consta de un plato mixto de frutas tropicales y tostadas con mantequilla y mermelada; el desayuno costarricense en el que te sirven gallo pinto, tortillas, plátanos maduros, queso y huevos al gusto; o el desayuno americano que consta de un plato de frutas tropicales, granola casera, tostadas con mantequilla y mermelada y huevos al gusto. Todos los desayunos van acompañados de café o té. Además también puedes pedir extras como huevos, bacon, yogurt u otros por un precio adicional. Nosotros siempre nos pedimos el desayuno americano, riquísimo y de buena cantidad.

Desayuno del Cloud Forest Lodge Lena desayunando en el Cloud Forest Lodge

También cenamos allí la primera noche. Lena se pidió el especial de ese día, pollo a la naranja (24,60 USD que son unos 20,70 €), y yo una corvina con salsa de palmito (17,22 USD que al cambio son unos 14,50 €). Ambos platos estaban deliciosos.

Pollo a la naranja en el restaurante del Cloud Forest Lodge Corvina con salsa de palmito en el restaurante del Cloud Forest Lodge

El personal

El personal del hotel fue muy amable con nosotros y siempre dispuestos a ayudarnos. Además, tuvimos varias conversaciones con algunos de ellos de las que aprendimos un montón sobre la historia de Costa Rica y de Monteverde en particular. Nos explicaron como los cuáqueros, unas buenas políticas ecológicas, acompañadas de la concienciación de los habitantes del país ha conseguido que Costa Rica haya recuperada grandes extensiones de bosques perdidos décadas atrás.

Actividades

En Monteverde se pueden hacer un montón de actividades de aventura. De hecho mucha gente incluye este lugar en su itinerario por el país solo por este motivo. Lo bueno de este hotel es que puedes realizar varias de ellas allí mismo, en la enorme extensión de terreno con la que cuentan.

Senderos del hotel

Hay varios senderos que discurren por el bosque nuboso que tiene el hotel en sus dominios. En total, si recorres todos ellos, tardas algo más de dos horas. Nosotros caminos por todos ellos y nos encantaron, no solo por la belleza del propio bosque sino porque también puedes ver unos cuantos animales. En nuestro caso nos tiramos un buen rato disfrutando de una familia de monos carablanca mientras cenaban subidos en las ramas de los árboles. No había nadie alrededor, solo estábamos nosotros, ellos y un apacible silencio.

Enorme árbol en los senderos del Cloud Forest Lodge en Monteverde
Alberto en los senderos del Cloud Forest Lodge Lena en los senderos del Cloud Forest Lodge
Paseo nocturno

En el mismo hotel puedes contratar un tour nocturno que discurre por parte de los caminos de los que os hablaba antes. Durante estos tours puedes ver, según la suerte que tengas, perezosos, pizotes, ranas, arañas, pájaros o insectos de varios tipos. A diferencia del paseo por el sendero, esta actividad, en la que vas junto a un guía, tiene un coste de 15 USD (unos 12,60 €).

Rana en un tour nocturno del hotel Cloud Forest Lodge Oruga vista en un tour nocturno del hotel Cloud Forest Lodge
Canopy

Hacer canopy en Monteverde es algo que tienes que hacer sí o sí si te gusta mínimamente la aventura, y sino también porque es muy divertido. Esta actividad se ha extendido de Monteverde al resto de Costa Rica y de allí, a muchas otras partes del mundo. Pues bien, la primera compañía dedicada al turismo del canopy en todo el mundo se creó allí mismo en 1994, en el recinto del hotel y se llama The Original Canopy Tour Monteverde™. Si estás interesado puedes hacer un tour por 45 USD por persona (unos 37,80 €). Además también se organizan hay actividades de paseo entre el dosel árboreo.

Interior de un árbol en el Cloud Forest Lodge

Conclusión

Tanto el hotel como la zona nos encantaron. De hecho, cambiamos nuestra ruta inicial por pasar una noche más allí. Es un hotel que recomendaríamos sin dudarlo para todos aquellos que quieran pasar una o varias noches en Monteverde rodeados de naturaleza.

Lo bueno: el entorno, los senderos que tienen habilitados, poder disfrutar de todos esos pájaros durante el desayuno, la cabaña y en especial la cama, el desayuno...

Lo malo: si bien la cena estaba riquísima, nos pareció un pelín cara. Pero si quieres algo de calidad, este restaurante es una muy buena opción. La wifi en la habitación era algo inestable, cosas del bosque nuboso.

Datos prácticos

Nombre: Cloud Forest Lodge.

Dirección: 1km este y 1.8km norte del centro de Santa Elena, del BCR 1.8 KM, 60109 Monteverde, Costa Rica.

Si quieres ver el mapa en otra pestaña haz clic aquí.

Precio: unos 90 € por habitación doble, impuestos incluidos.

Wifi: Sí, tanto en la habitación como en el restaurante.

Desayuno: Sí, incluido.

Servicios: WiFi gratuita, restaurante, caminos para hacer senderismo, actividades de aventura dentro del hotel, servicio de lavandería...

Reservas: se puede realizar la reserva a través de portales conocidos como booking o a través de la propia página del Cloud Forest Lodge.

Todo lo que he comentado en este artículo es fruto de nuestra experiencia personal y no ha sido distorsionado en ningún momento por nadie ajeno al blog, ni por intereses de terceros. Si os ha gustado la entrada compartidla en las redes sociales y dejadnos un comentario y si no os ha gustado pues haced lo mismo ;).



Índice:

Preparativos e información útil
Diario del viaje
Alojamiento

No hay comentarios:

Publicar un comentario