domingo, 24 de diciembre de 2017

Opinión del resort Tulemar Bungalows & Villas en Quepos (Manuel Antonio)

Playa de Tulemar

La mayoría de gente que visita el Parque Nacional de Manuel Antonio se aloja en la localidad de Quepos. ¿Por qué? Sencillo, es la localidad que se encuentra a las puertas del parque, tiene un montón de servicios y una gran variedad de alojamientos entre los que elegir.

Ya tenemos la localidad donde buscar nuestro hotel, ahora solo queda elegir uno de toda la oferta que hay. Cada vez más en nuestros viajes, y en Costa Rica fue una condición con mucho peso, buscamos alojamientos que nos ofrezcan algo diferente, algún punto que te haga disfrutar también del alojamiento y no solo sea un lugar en el que dormir. En este caso los buscábamos que tuviesen una estrecha relación con la naturaleza, o bien que estuviesen integrados en ella o bien que se pudiesen hacer actividades al aire libre en su recinto. Al fin y al cabo, nuestra razón principal para visitar este país era disfrutar de su naturaleza.

Pues bien, el alojamiento que escogimos para visitar el Parque Nacional de Manuel Antonio fue el Tulemar Bungalows & Villas. Un lugar perfectamente integrado en la naturaleza, tranquilo y en el que puedes tanto disfrutar de un baño en su playa privada, como dar un paseo por sus senderos y ver monos, perezosos, guacamayos rojos... todos ellos en total libertad!

El resort, su entorno y sus servicios

He de decir que el concepto habitual de resort no es algo que nos suela atraer mucho, pero Tulemar es bien diferente. Es un resort residencial en el que además de los bungalows que tiene el propio Tulemar, otras personas han construido sus casas de vacaciones, alquilándolas cuando ellos no están (al menos, la gran mayoría). Este concepto hace que no haya cientos de personas en el resort, ni que sea el típico lugar masificado. De hecho es todo lo contrario, un lugar bien tranquilo en el que tienes tu espacio sin agobios. Tiene una extensión de unas 13 hectáreas en la que se distribuyen los algo más de 50 alojamientos. Puede que con esos datos no te hagas una idea, pero es una gran extensión de jungla en la que se distribuyen las diferentes villas y bungalows.

Tiene la peculiaridad de encontrarse en una colina que va a dar a una preciosa playa privada, por lo que la mayoría de alojamientos cuentan con una vistas estupendas del océano Pacífico. Además toda la parte no edificada, que es mucha, es jungla. Pero no una jungla artificial, ni mucho menos. Aquello es precioso. Han sabido integrar perfectamente las construcciones en el entorno. De hecho, es muy común ver monos, perezosos, lagartos o aves exóticas. Por ejemplo, en el tiempo que estuvimos allí, vimos monos aulladores, monos cara blanca, perezosos, iguanas, guacamayos rojos, pelícanos y un largo etcétera de especies que desconocemos.

Como te decía antes, además de la naturaleza, uno de los puntos fuertes es la preciosa playa privada que tienen. Un lugar tranquilo desde el que se puede ver uno de los atardeceres más bonitos que vimos en el país. Cuenta con un bar donde puedes pedir tanto comida como bebida, toallas (no necesitas bajarte la tuya), tumbonas gratis, kayaks... y un servicio de traslado gratuito para que no tengas subir la colina hasta tu habitación. Además, allí tienes la seguridad de que nadie va a tocar tus pertenencias cuando te vas al agua, todo el complejo es muy seguro.

Atardecer en la playa de Tulemar

Si prefieres las piscinas al mar, tienes esa opción. Hay un total de 4 piscinas distribuidas por el resort, aunque nosotros solo nos acercamos a una de ellas. También cuenta con un edificio en el que está la recepción y una pequeña tienda, igualmente, se dispone de un spa y otro restaurante cerca de los bungalows.

Piscina infinita en Tulemar Piscina cerca del restaurante en Tulemar

Bungalows

De entre todas las opciones con las que cuenta Tulemar, nosotros nos alojamos en un bungalow. Hay villas lujosas de verdadero ensueño, aunque también hay alguna más barata que la que nosotros elegimos. Todo es mirar lo que mejor te encaje a tu presupuesto y preferencias, pero el entorno es el mismo para todos.

Los bungalows tienen tres estancias: el dormitorio, una salar de estar con cocina y el baño. En las habitaciones principales, dormitorio y sala de estar, tienes aire acondicionado independiente, además de un ventilador de techo que le da un toque bien bonito al conjunto. Tiene una decoración cálida, muy cuidada y con bonitos detalles, como flores del entorno de Tulemar recién cortadas. Aunque si algo destaca por encima de todo, son las increíbles vistas al océano. Todas las paredes del bungalow, salvo las del baño, son acristaladas, por lo que tienes unas vistas geniales tanto al Pacífico como a la jungla. Así da gusto levantarse por la mañana.

Vistas desde un bungalow de Tulemar

El dormitorio cuenta con dos camas tamaño queen, que junto con la cama nido de la sala de estar permite que se alojen hasta 4 personas en el bungalow. Los colchones y las almohadas son tremendamente cómodos, dan ganas de no levantarte nunca. También dispones de tres mesitas de mesitas de noche, armario, caja fuerte, un escritorio, televisión y espacio de sobra para colocar tus maletas.

Dormitorio bungalow Tulemar

La otra habitación principal es la sala de estar con cocina incorporada. Tiene una mesa en la que pueden comer cómodamente 4 personas, un sofá super cómodo (si nos hubiésemos quedado más tiempo seguro que me hubiese echado una buena siesta ahí) y dos butacas junto a una mesita justo al lado de la ventana, un lugar perfecto para tomarte un café a primera hora de la mañana. Esta sala también tiene un televisor por si te aburres de disfrutar de las preciosas vistas que tienes desde allí.

Sala de estar de un bungalow de Tulemar

La zona correspondiente a la cocina cuenta con todo lo necesario: un frigorífico, un par de pequeños fuegos, menaje y todos los utensilios de cocina que puedas necesitar, un fregadero, una cafetera con café, té y azúcar a tu disposición, un microondas y una pequeña isleta en la que poder preparar lo que necesites.

Cocina del bungalow de Tulemar Decoración del bungalow de Tulemar

La última parte del bungalow que me queda por comentar es el baño, al que puedes acceder tanto por la habitación como por la sala de estar. Es quizás la parte más normal, pero es que el resto de la casa ha puesto el listón muy alto. Aún así, es bien bonito. Es un baño completo que cuenta con lavabo, inodoro y ducha. Como no podía ser de otra forma, también te dan un kit de amenities completo, cuenta con secador y las toallas son de esas suavecitas con las que da gusto secarse.

Lavabo del baño de un bungalow de Tulemar Ducha en el baño de un bungalow de Tulemar

A todo lo anterior dicho hay que añadir que cuentas con wifi gratuito y de buena calidad, la limpieza de la estancia es absoluta y si quieres tener algo de privacidad (aunque no hay ningún bungalow que tenga una línea de visión directa hacia ti) o no quieres que el sol te despierte demasiado temprano puedes correr las cortinas de todos los ventanales.

Restaurantes

En Tulemar hay dos restaurantes, uno en la playa y otro en la zona de los bungalows. Pero no solo eso, si te quieres dar un capricho o tener una cena íntima puedes contratar a uno de los tres chefs privados para que vayan a cocinar para ti tanto para el desayuno, la comida, la cena o el día completo. Eso sí el precio medio de este servicio no es barato, ronda los 120 $.

El restaurante de la playa está más orientado a tomarte algo, aunque también puedes comer allí. Nosotros no lo probamos, pero un cóctel, un buen zumo de frutas o algo para picar, después de darte un bañito en ese lugar tiene que saberte a gloria. Abre de 11:00 a 16:00.

El otro restaurante que hay en el recinto es el Tule-Cafe. Aquí puedes desayunar, comer o cenar; ya que cuentan con una oferta de platos bastante variada. Pero no solo es la comida lo que merece la pena de este lugar, las vistas al Pacífico desde allí son increíbles, mejores que las de otros restaurantes de Quepos famosos por ello. De hecho, hay unas cuantas mesas para dos que están pegadas al borde de la terraza desde las que disfrutarás aún más de un atardecer de ensueño.

Vista desde el restaurante de Tulemar

Una de las noches cenamos en el Tule-Cafe y nos encantó. Yo me pedí un ceviche tico (10 USD, unos 8,40 €) de entrante y una costillas barbacoa de segundo (20 USD, unos 16,80 €) y Lena, como entrante, un atún marinado (10 USD, unos 8,40 €) y de segundo un pescado del día con salsa chipotle (20 USD, unos 16,80 €); de beber agua de la casa. En total fueron 73,80 USD (unos 62,20 €), incluyendo los impuestos y servicio. Tampoco nos pareció un precio demasiado elevado teniendo en cuenta dónde estás y los precios de los restaurantes que vimos a lo largo de Costa Rica (las sodas suelen ser bastante más baratas). Si os alojáis allí os recomendamos que lo probéis y de los platos que nosotros pedimos, especial mención para el atún marinado y las costillas barbacoa, increíbles.

Atún marinado en el restaurante Tulemar Ceviche tico en el restaurante Tulemar
Pescado del día con salsa chipotle en el restaurante Tulemar Costillas barbacoa en el restaurante Tulemar

El personal

Si las instalaciones y el bungalow eran increíbles, el personal que trabaja allí no se queda atrás. Absolutamente todos con los que tuvimos trato eran extremadamente amables y serviciales. De hecho, estuvimos hablando con alguno de ellos bastante tiempo sobre aficiones comunes como la fotografía, la naturaleza o el fútbol. Una gente estupenda y muy profesional.

Aparte de la gente del restaurante, del shuttle, de la recepción, de la playa, etc. con los que tuvimos trato, hay una figura que nos llamó la atención. Al alojarte en un bungalow, o en cualquiera de las otras estancias del complejo, tienes asignado un conserje personal. Esta persona se encargará de ayudarte con todas las gestiones que quieras hacer, resolverá tus dudas y estará para lo que necesitas las 24 horas. En nuestro caso fue Solano Solis y solo podemos tener buenas palabras buenas con él, tanto por el trato recibido, como por los detalles que tuvo con nosotros. A nuestra llegada nos esperaba una botella de champagne bien fresquita y para despedirnos nos dejó un bizcocho y unos bombones. ¡Gracias!

Una botella de champagne como detalle de nuestro conserje en Tulemar

Actividades

Lo bueno que tiene Tulemar al estar integrado en ese fantástico entorno, es que puedes disfrutar de él gracias a un montón de actividades. Tienes la posibilidad de hacer kayak, snorkel en una playa cercana, darte un paseo en un velero y ver atardecer desde el mar... o también contratar actividades para hacer en los alrededores del hotel. Vamos que si te aburres es porque quieres.

Nosotros hicimos un par de actividades dentro del complejo:

Paseo por los senderos de Tulemar

Esta actividad es totalmente gratuita. Dentro del recinto existen dos senderos por los que puedes dar un agradable paseo rodeado de naturaleza. El sendero norte y el sendero sur. Ambos discurren por los laterales del recinto y van a dar a la playa de Tulemar. En nuestro caso fuimos primero por el sendero norte, tardando en recorrerlo una hora aproximadamente, y luego por el sendero sur, que lo hicimos en algo menos tiempo. En principio puedes pensar que un sendero en un hotel no tiene demasiado atractivo, pero lo bueno es que en Tulemar puedes ver una gran cantidad de vida salvaje. Durante el recorrido vimos monos carablanca, monos aulladores, algún perezoso y varias aves exóticas, como el motmot o momoto, que es el ave nacional de Nicaragua.

Senderos en Tulemar Vistas desde un mirador de los senderos de Tulemar
Senderos en Tulemar Cascada en Tulemar
Caminata del perezoso

La otra actividad que realizamos, aunque ésta sí que es de pago, es la caminata del perezoso. Dentro del complejo del Tulemar se encuentra "The Sloth Institute Costa Rica" (Instituto del perezoso de Costa Rica), una organización sin ánimo de lucro cuya misión es mejorar el bienestar y la conservación de los perezosos a través de la investigación y la educación.

Perezoso en Tulemar Perezoso mirándonos en Tulemar

La actividad que organizan se basa en dar un paseo por Tulemar, desde la parte alta del complejo hasta la playa, para ver perezosos y otras especies. Durante esta actividad vimos muchos más perezosos que el día anterior en el Parque Nacional Manuel Antonio, pero no solo eso, también vimos monos, lagartos y aves. Pero lo bueno que tiene el paseo no solo es ver perezosos, que los ves, sino las explicaciones y todo lo que aprendes de las chicas que te guían durante la caminata.

Mono carablanca en Tulemar Lagarto en Tulemar

Conclusión

Es un resort espectacular por el entorno, por las opciones de alojamiento, por el trato, por el concepto... por todo. Lo que sí que es cierto, es que no es un alojamiento barato, pero si quieres darte un pequeño capricho en Costa Rica o estás de luna de miel, éste es el lugar perfecto. Lo recomendamos 100%.

Lo bueno: la naturaleza del entorno (tanto fauna como flora), los bungalows, el personal, la playa privada, la comida...

Lo malo: si tuviésemos que ponerle un pero sería el precio, pero no porque no valga lo que cuesta, ni mucho menos, sino porque para presupuestos medios requiere un pequeño extra a lo habitual.

Datos prácticos

Nombre: Tulemar Bungalows & Villas.

Dirección: Tulemar Gardens, Manuel Antonio, Quepos, Costa Rica.

Si quieres ver el mapa en otra pestaña haz clic aquí.

Precio: Depende del tipo de alojamiento escogido y la temporada. En nuestro caso nos alojamos en un bungalow a principios de diciembre y el precio de la noche era de 280 €.

Wifi: Sí, en el bungalow y en los espacios comunes y siempre de buena calidad.

Desayuno: no está incluido, aunque dispones de cafetera con café, té y azúcar en tu bungalow de forma gratuita. También está la opción de ir al restaurante Tule Café que está dentro del recinto y cerca de los bungalows.

Servicios: WiFi gratuita en todas las instalaciones, servicio de conserje personal, piscinas, playa privada, restaurantes, servicio de shuttle bus gratuito dentro del complejo, caminos para hacer senderismo, servicio de lavandería, spa...

Reservas: se puede realizar la reserva a través de portales conocidos como booking o a través de la propia página de Tulemar.

Todo lo que he comentado en este artículo es fruto de nuestra experiencia personal y no ha sido distorsionado en ningún momento por nadie ajeno al blog, ni por intereses de terceros. Si os ha gustado la entrada compartidla en las redes sociales y dejadnos un comentario y si no os ha gustado pues haced lo mismo ;).



Índice:

Preparativos e información útil
Diario del viaje
Alojamiento

No hay comentarios:

Publicar un comentario