miércoles, 27 de junio de 2018

Cómo ir del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría de San José a la ciudad

Exterior del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría de San José

Si viajáis a Costa Rica lo más probable es que aterricéis en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, el aeropuerto principal del país. Se encuentra en la ciudad de Alajuela, ubicado a tan solo 20 kilómetros de San José, la capital de Costa Rica. En este artículo os vamos a dar todas las opciones que tenéis para ir desde el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría a la ciudad o a vuestro hotel.

Existen varias formas de hacer este trayecto, todo dependerá del presupuesto del que dispongáis y de dónde se ubique vuestro hotel; bien sea en San José o en la misma Alajuela. Nuestra recomendación es que si no vais a visitar San José, y directamente vais a comenzar vuestro roadtrip por Costa Rica, escojáis un hotel cercano al aeropuerto y a las empresas de alquiler de coches. En nuestro viaje nos alojamos en el Hotel Your House (una opción barata, 43 € la habitación doble con desayuno) y en el hotel Country Inn & Suites (con un precio ligeramente superior, 54,5 €, pero de mejor calidad y además incluye el traslado gratuito al aeropuerto).

Taxi

El taxi es la opción más rápida para ir del aeropuerto de San José al mismo hotel, aunque también es cierto que es más caro que el transporte público. En nuestro caso, por comodidad y porque no consideramos que el precio fuese elevado para nuestro trayecto, usamos el taxi para ir del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría a nuestro hotel.

Dentro del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría solo opera una empresa de taxis, Taxis Unidos. Se les distingue por ser de color naranja. Nada más salir del aeropuerto por la puerta de salidas podéis ver la oficina de la empresa (aunque también cuentan con alguna otra ubicación más en el propio aeropuerto). Allí podréis solicitar un taxi a la persona encargada que anda por la zona y él os asignará un taxi libre en cuanto esté disponible. Nosotros optamos por este medio de transporte. Por un trayecto de unos 3 kilómetros, que tardamos en recorrer algo más de unos 10 minutos, nos cobraron 3.600 CRC (algo menos de 5,50 €). Sin embargo, si el hotel se encuentra por el centro de San José, la tarifa con esta compañía de taxi rondará los 27.000 CRC (unos 40 € al cambio).

Taxis naranjas del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría de San José

También están los taxis rojos, que son taxis oficiales, pero que no tienen permitido ofrecer sus servicios dentro del aeropuerto. Eso sólo lo pueden hacer los de la empresa Taxis Unidos (los naranjas) que os he comentado antes. Sin embargo, si quieres tomar uno de estos taxis tendréis que salir fuera del recinto del aeropuerto. He leído en ciertas páginas que recomiendan estos taxis, ya que su coste es incluso la mitad. Nosotros no podemos daros nuestra opinión de primera mano, pero sí os podemos dar la recomendación que nos dio la casera del primer hotel en el que nos alojamos. Ella nos escribió diciendo que no recomendaba el uso de estos taxis, ya que en ocasiones dan excusas para no dejar a los clientes en el hotel en el que tienes la reserva y te llevan a otro por el que ellos cobran una comisión y que está más lejos. Os damos la información que hemos encontrado y la recomendación de la casera de nuestro hotel, pero no os podemos dar nuestra opinión fundada en hechos.

Además de los dos tipos de taxis anteriores, también se pueden encontrar taxis piratas fuera del recinto del aeropuerto. Suelen ser de color azul o negro y, además de ser ilegales, no se recomienda usarlos. De hecho, la página del Ministerio de Asuntos Exteriores, en la sección de seguridad de Costa Rica, no recomienda su uso.

Otra cosa a tener en cuenta es que siempre que te montes en un taxi debes asegurarte de que ponen el taxímetro en funcionamiento. Están obligados a hacerlo, pero se puede dar el caso de que no lo pongan y luego te exijan una tarifa superior. Por cierto, tal y como os expliqué en la Guía de viaje: Costa Rica en 15 días, allí al taxímetro se le conoce por "María".

Autobús

Si preferís utilizar el autobús, existen diferentes opciones dependiendo de vuestro presupuesto y la ubicación de vuestro hotel.

Shuttle bus (Interbus)

La empresa Interbus ofrece un servicio de lanzadera desde el aeropuerto hasta tu hotel y viceversa. Aunque muchos de los hoteles están incluidos como destinos, como es obvio, no todos los alojamientos de San José aparecen en el listado. Si es vuestro caso, tendréis que buscar el hotel más cercano de la lista o escribirles a ellos para que os asesoren con la mejor opción. El coste de este servicio es de 10 USD (unos 8,55 €) por trayecto para adultos y 5 USD (4,28 €) para niños. Dependiendo del número de personas que seáis en vuestro grupo, este servicio es una opción más barata que el taxi, pero también es más lenta.

Autobuses locales regulares Tuasa

Además del servicio lanzadera, también podéis tomar los autobuses regulares de la empresa Tuasa. Hay varias líneas que pasan por el aeropuerto, pero hay ciertos horarios en los que no paran en el mismo. Lo mejor para saber las posibilidades que ofrece esta empresa de autobuses en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría de San José, sus líneas, horarios y precios es que visitéis la web de la empresa Tuasa. El precio del autobús regular es de 570 (unos 0,87 € al cambio). También hay otras líneas a precios ligeramente diferentes que pasan por el aeropuerto. La frecuencia varía dependiendo del horario, pero ronda los 5 minutos.

Traslado privado

Muchos hoteles ofrecen traslado gratuito hasta o desde al aeropuerto, por lo que si te alojas en alguno de ellos te ahorraras este gasto y tendrás la comodidad de quitarte esta preocupación. En nuestro caso, las últimas dos noches que pasamos en el país nos alojamos en el hotel Country Inn & Suites. Es un hotel que os recomendamos, que tiene un precio económico y que además ofrece traslado gratuito al aeropuerto.

Si vuestra primera noche la vais a pasar en otra localidad distinta a San José puede que necesitéis contratar un traslado privado. Los precios son elevados, pero también hay que tener en cuenta que estos trayectos pueden llegar a ser de hasta 7 horas si vuestro destino es la playa de Mal País o el Golfo de Papagayo, por ejemplo.

Coche de alquiler

Otra opción es recoger el coche de alquiler que utilizaréis durante el resto del viaje a vuestra llegada al país. De esta forma tendréis total libertad de movimientos desde el primer momento, aunque todo depende la ruta que planifiquéis. Nosotros optamos por cogerlo a la mañana siguiente de nuestra llegada. Para encontrar un buen precio en el alquiler de coches, nosotros solemos usar el comparador Rentalcars, llegando a tener un descuente de hasta el 15% sobre el valor original.

Con nuestro coche de alquiler en la carretera panamericana de Costa Rica

Uber

Una alternativa más para ir del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría a vuestro hotel en San José es usar Uber. Es una opción más barata que los taxis que operan en el aeropuerto, pero existe el inconveniente de que debéis disponer de conexión a internet para poder utilizar su aplicación. A día de hoy no es problema, ya que podéis comprar una tarjeta sim en el propio aeropuerto o usar la wifi gratuita que ofrece el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría.



Índice:

Preparativos e información útil
Diario del viaje
Alojamiento

jueves, 21 de junio de 2018

Echando la vista atrás, resumen del 2017

Castillo de Vitre en la Bretaña francesa

Al principio del año solemos hacer un resumen de los viajes vividos en los 12 meses anteriores. Al fin y al cabo es una forma de revivir todas esas experiencias y momentos que nos han dado los viajes una vez más. Realmente son posts para nosotros, posts que vemos de vez en cuando con el paso de los años y que siempre nos sacan alguna sonrisa. Este año, por unas razones u otras lo habíamos ido dejando. Excusas como "Ya nos ponemos con el post otro día", "Cuando terminemos esta entrada, nos ponemos con el resumen" o "A la vuelta del viaje lo escribimos, fijo", sonaron varias veces. Pero no fue hasta que uno de vosotros nos escribió preguntándonos por esta sección, cuando no nos acordamos que este año la habíamos dejado caer en el olvido. Pero lo más importante es que nos dimos cuenta de que a vosotros también os gusta revivir esas aventuras como a nosotros. Ya no teníamos excusas. Os lo debemos. Así que aquí tenéis el resumen del 2017, aunque sea con meses de retraso. Seguro que no nos lo tenéis en cuenta, ¿verdad?

Córdoba (enero)

El primer viaje del año llegó temprano, en enero. Teníamos una boda en Córdoba, así que aprovechamos para volver a pasear por esta preciosa ciudad y conocer un poco más sus alrededores. Si no habéis estado nunca, os la recomiendo, es una ciudad que no decepciona. Pero en esta ocasión no centramos en visitar cosas que no habíamos visto en anteriores ocasiones como el espectáculo ecuestre de las Caballerizas Reales de Córdoba o la sierra de Córdoba, un lugar precioso a solo unos minutos de la capital, o las bodegas Robles de la localidad cercana de Montilla.

Sierra de Córdoba
Bodegas Robles en Montilla Córdoba Córdoba de noche

Peñafiel y PICOT (febrero)

A primeros de febrero hicimos una escapada a Peñafiel, una localidad cercana a nuestra ciudad y a la que hemos ido un montón de veces. Sin embargo, pese a tenerlo tan cerca, yo nunca había visitado en condiciones esta localidad. Así que con Lena como guía (conoce muy bien la zona por tener familia por allí), dimos un paseo por la villa, hicimos una visita al famoso castillo y comimos en uno de nuestros restaurantes favoritos, el Cepa 21. Un planazo perfecto para un día o un fin de semana si venís de fuera.

Castillo de Peñafiel

La siguiente escapada fue a Madrid para asistir a los premios PICOT (Premios Internacionales de la Comunicación Turística) en los que la asociación Castilla y León Travel Bloggers, de la que formamos parte, fue nominada a la categoría de Nuevo Proyecto de Información Turística. Fue todo un honor compartir nominación junto a entidades tan grandes del sector del turismo. Por desgracia, no pudimos hacernos con el galardón, aunque nos lo pasamos genial durante la gala.

Notas de un viajero en los premios PICOT 2017

Txotx en Astitz (marzo)

En el 2017 fue la primera que me fui a un txotx con los amigos. En esta ocasión nos desplazamos hasta la localidad navarra de Astitz. Y tú dirás "¿Qué es el txotx?" En realidad el "txotx" es la acción de abrir el barril o kupela de sidra y dejar que salga ese néctar de los dioses. Pero irse de txotx es ir a una sidrería a comer un buen chuletón, tortilla de bacalao, queso con membrillo y nueces y beber toda la sidra que quepa en tu cuerpo serrano. Aunque en realidad es mucho más que comer y beber, es vivir ese ambiente tan especial de camaradería, risas y diversión que se junta en la sidrería. Si nunca has estado en un txotx te lo recomiendo al 100%. Es un plan perfecto de fin de semana para ir con los amigos. Además de lo gastronómico, aprovechamos para visitar la cueva de Mendukilo y hacer una parada exprés en Pamplona.

Cueva de Mendukilo en Astitz Txotx en Astitz

Dublín (marzo)

No había terminado marzo y llegaba el primer viaje de más de un fin de semana. El destino, Dublín. En esta ocasión me iba yo solo, ya que era un viaje de trabajo. Las mañanas las tendría ocupadas realizando un curso, pero las tardes las tendría libres para disfrutar de la ciudad. Me habían hablado muy bien de la ciudad, de su ambiente y de las ricas pintas que te tomas en las tabernas escuchando música en directo, pero la realidad superó las expectativas que llevaba. La ciudad me encantó y el ambiente de los pubs irlandeses y la música, aunque no seas mucho de salir de fiesta, es una auténtica pasada.

Atardecer en Dublín
Pinta de Guinness en la fábrica Guinness Storehouse de Dublín Músicos tocando en directo en Temple Bar de Dublín
Molly Malone en Dublín

Aprovechando que tenía el fin de semana libre alquilé un coche y me fui a conocer parte de los encantos que tiene este país. Howth, Malahide, Powerscourt, Glendalough, Clonmacnoise, el castillo de Dunguaire y los espectaculares acantilados de Moher solo hicieron que me quedase con ganas de más y de querer volver allí con Lena.

Acantilados de Moher en Irlanda
Palacio de Powerscourt en Irlanda Montañas de Glendalough Irlanda
Castillo Dunguaire en Irlanda

Surf en Galicia (abril)

Había tardado demasiado tiempo en probar este deporte. El surf siempre me había llamado la atención y lo había tenido en mente desde hacía muchos años, pero no fue hasta abril del año pasado cuando lo probé por primera vez. En un fin de semana de surf súper intenso, me fui a Razo junto a unos cuantos bloggers de viaje a tratar de ponerme de pie sobre las olas. Por cierto, logré subirme y me encantó. A ver si vuelvo a practicarlo este año de nuevo y Lena se estrena.

Con nuestro monitor Toni Varela
Cogiendo la primera espuma de pie Haciendo paddle surf en Razo

Valencia (abril)

Llegaron las vacaciones de Semana Santa y con ellas el primer viaje del año con Amy. En esta ocasión nos lo tomamos de relax, para disfrutar de unos días tranquilos de playa con nuestra pequeñaja. Nuestra base estaba en Tavernes de la Valldigna, una localidad a medio camino entre Valencia y Gandía, cuyo principal y prácticamente único atractivo es su playa. Eso sí, para los que viajamos con mascota, cuentan con una bastante grande en la que se admiten perros todo el año.

Amy en la playa de perros de Tavernes de la Valldigna Vistas de la colegiata de Xátiva

La mayor parte del tiempo lo dedicamos a jugar con nuestra pequeña en la playa, a dar paseos y comer buenos arroces. Pero ya nos conocéis, somos de culo inquieto así que, ya que estábamos por allí visitamos Gandía, Xátiva y Valencia.

Toro y bodegas Pagos del rey, #DeVinosConCYLTB (junio)

Junto a nuestros compañeros de Castilla y León TB hicimos una visita a las bodegas de Pagos del rey, cercana a la localidad de Toro (Zamora). Antes de nada he de confesar que no somos unos amantes del vino. Sí, lo sé, viviendo en una tierra con tan buenos caldos es un pecado, pero así es. Pese a todo, la visita nos encantó y la cata de vino marinada con unas riquísimas tapas estuvo genial.

Cata de vino blanco en Bodega Pagos del rey Cata de vino tinto en la Bodega Pagos del rey

Ya que estábamos por allí, aprovechamos para visitar Toro, pasear por sus calles y entrar en su magnífica colegiata. Otro planazo para una escapada de un día o incluso fin de semana, si visitamos otras bodegas o localidades relativamente cercanas como Zamora.

Vistas de Toro Colegiata de Santa María la Mayor en Toro

Kenia (julio y agosto)

Con el mes de julio llegó el ansiado gran viaje del año, un viaje con el que habíamos soñado durante mucho tiempo, hacer un safari en Kenia. Los dos somos unos amantes de los animales y de la naturaleza en general y hemos crecido viendo documentales de la sabana africana. No os imagináis la emoción que fue para nosotros poder vivir en primera persona eso que habíamos visto tanta veces por la tele. Reconozco que en algún momento se nos saltó alguna lagrimita. Kenia ha sido sin duda alguna, uno de los mejores viajes que hemos hecho, sino el mejor.

Un leopardo en Samburu
Ñus cruzando un río en Masai Mara Crías de león en Masai Mara
Al lado de unas leones en Masai Mara

Durante los días de safari visitamos Samburu, Nakuru, Naivasha, Hell's Gate y el impresionante Masai Mara, el rey indiscutible de Kenia. Además, tuvimos la suerte de ver tanto a los famosos big five (león, leopardo, rinoceronte, búfalo y elefante), como a otros tantos animales como hienas, hipopótamos, jirafas, cocodrilos o guepardos, el animal favorito de Lena.

Guepardos en el Masai Mara
Junto a nuestra guía Colleta en Kenia De picnic en el Masai Mara

Los últimos días del viaje los pasamos relajándonos y disfrutando de las playas keniatas en Diani beach y en Chale Island, una pequeña isla coralina en la que nos alojamos en uno de los mejores hoteles que hemos estado en toda nuestra vida. Aquello era un auténtico paraíso.

En las costas keniatas

La Bretaña francesa (septiembre)

No había pasado ni un mes y ya estábamos otra vez de viaje. En esta ocasión éramos tres, ya que viajábamos con nuestra pequeñaja a la Bretaña francesa. No habíamos hecho ningún viaje largo con ella, así que quisimos compartir éste con Amy y que así visitase un nuevo país. Además, Francia es un país perfecto para viajar con perro ya que puedes entrar a la mayoría de restaurantes o tiendas con tu mascota sin ningún problema.

Monte Sant Michel
Bosque de Huelgoat en la Bretaña francesa Castillo de Vannes en la Bretaña francesa
Costa de granito rosa en la Bretaña francesa

Durante los 10 días de viaje hicimos una buena ruta por la península de la Bretaña visitando un montón de pueblos con encanto como Rochefort-en-Terre, Vannes, Dinan, Saint-Malo, Josselin, Concarneau y otros muchos más. También disfrutamos de sus costas y bosques como Cap Fréhel, la costa de granito rosa, bosque de Huelgoat, Punta de Pen-Hir o el bosque de Brocéliande. Aprovechando que estamos por allí, nos acercamos al Monte Saint-Michel, que pese a no pertenecer a la Bretaña, no podíamos dejar pasar la ocasión para visitarlo.

Mirador de Dinan en la Bretaña francesa
Río en Pontrieux en la Bretaña francesa Acantilado de Punta Pen-Hir en la Bretaña francesa

Costa Rica (diciembre)

Para terminar el año, a primeros de diciembre, hicimos el último gran viaje del 2017 a Costa Rica, de la que ya hemos publicado nuestra Guía de viaje a Costa Rica. Fue nuestro primer salto al otro lado del charco, nuestra primera vez en América. Y la experiencia no pudo ser mejor, Costa Rica nos enamoró desde el primer momento ya que es un lugar que mezcla a la perfección una naturaleza exuberante, relax y aventura en un mismo país.

Playa de Tulemar en Manuel Antonio, Costa Rica
Mono carablanca con su cría en el Parque Nacional Manuel Antonio, Costa Rica Iguana en el en el Parque Nacional Manuel Antonio
En un puente colgante en Monteverde (Costa Rica)

Con un coche de alquiler recorrimos una buena parte del país visitando San José, el Parque Nacional Manuel Antonio, Monteverde, las playas de Guanacaste, el Parque Nacional Volcán Tenorio, el Parque Nacional Volcán Arenal, el Parque Nacional Tortuguero y el Caribe costarricense (Cahuita y alrededores). Fue un fantástico roadtrip que disfrutamos durante los 15 días que estuvimos en Costa Rica. Los bosques frondosos, volcanes, manglares y la fauna de este país se quedaron con una parte de nuestro corazón. Otra gran parte nos la robaron los ticos con su amabilidad, su sonrisa, su buen rollo y su Pura Vida.

Cascada de río Celeste, parque nacional Volcán Tenorio, Costa Rica
Tucancillo Aracari en el Parque Nacional Volcán Arenal, Costa Rica Serpiente oropel amarilla en el Parque Nacional Tortuguero de Costa Rica

No solo disfrutamos de la naturaleza del país haciendo rutas de senderismo cámara en mano, también probamos su lado más salvaje y adrenalínico haciendo buceo (llegando a ver a un tiburón bien cerca), canopy entre bosques nubosos (es como se llama allí a las tirolinas) y rafting en el río Pacuare (el mejor rafting que hemos hecho hasta la fecha).

Rafting en el río Pacuare
Canopy en Monteverde Buceo en Guanacaste

Además de estos viajes, los que nos seguís por las redes sabéis que hemos hecho alguna escapadilla más y alguna salida al campo con Amy. A nosotros nos encanta la naturaleza y ella se lo pasa genial, es el plan perfecto para los tres de la familia.

El 2017 ha sido un grandísimo año lleno de viajes, de aventuras y de nuevas experiencias. Hemos buceado por primera vez, hemos hecho nuestro ansiado safari por Kenia, hemos viajado al extranjero con nuestra pequeña, hemos conocido a gente genial y todo lo hemos retratado en miles de fotografías que harán que esos recuerdos ahora recientes pervivan para siempre. Esperemos que este 2018 sea igual o mejor, eso sería una buena señal. Por el momento no va nada mal la cosa.

En cuanto al blog, sigue aumentando el número de posts, cada día nos lee más gente, escribimos sobre nuevos destinos y el número de guías publicadas aumenta. De igual forma, cada vez sois más los que estáis al otro lado apoyándonos día a día en las redes sociales o por correo. No sabéis lo importante que es para nosotros sentir vuestra compañía durante los viajes, y saber que os gusta lo que hacemos, lo que escribimos y la información que os damos. Con todos esos comentarios, mensajes o mails nos animáis a seguir esforzándonos para que este blog siga creciendo. ¡¡¡Os queremos!!!



Índice: